15 de febrero 2022 | 7:31 am

Petróleos Mexicanos (Pemex) y José Ramón López Beltrán, hijo mayor del presidente Andrés Manuel López Obrador, han sido señalados por un posible conflicto de interés y ambos tienen un común denominador: la empresa petrolera norteamericana Baker Hughes.

De acuerdo con información proporcionada por Pemex, Baker Hughes lleva más de seis décadas prestando servicios en México en la rama petrolera y los años que más logró contrataciones fueron en 2008, 2012 y 2014, durante los sexenios de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto, pero hasta hace poco la empresa con base en Houston comenzó a ganar notoriedad debido al conflicto del que forma parte.

Si bien ambas empresas tienen historia y ya han celebrado algunos contratos incluso muchos años atrás, recientemente ambas se han visto involucradas en un escándalo de corrupción que ha salpicado incluso a Presidencia de la República y podría derivar en demandas e investigaciones por parte de las autoridades.

Pero ¿cómo empezó el conflicto y cómo se involucró el hijo del presidente? Aquí un breve recuento.

También puede leer:  PIB de México crecería hasta 2.6% en 2022: Clouthier; cifra menor que dijo AMLO

El conflicto de interés

A finales de enero, una investigación publicada en conjunto entre el medio digital Latinus y la asociación civil “Mexicanos Contra la Corrupción” reveló un potencial conflicto de intereses.

En la investigación se indica que José Ramón López Beltrán y su esposa Carolyn Adams rentaron una casa de 447 metros cuadrados de construcción, la cual era propiedad de un alto ejecutivo de Baker Hughes al momento del alquiler de la vivienda, ésta ha sido llamada “La Casa Gris”

Según la investigación, durante el tiempo que la pareja habitó la propiedad, la empresa norteamericana obtuvo dos contratos en Pemex, uno de los cuales con un tope de 66 millones de dólares, el cual sigue vigente.

Mientras que el segundo fue en agosto también del 2019, en donde Pemex asignó nuevamente a la compañía un contrato esta vez por 85 millones de dólares, con vigencia hasta diciembre de este año.

Reforma también confirma otras ampliaciones de contrato

En otra investigación realizada por el diario Reforma, a través de la periodista Peniley Ramírez, durante los meses en que el hijo mayor de presidente y su esposa vivieron en la propiedad del exejecutivo de Baker Hughes en Texas, la empresa de servicios petroleros ganó más de 100 millones de dólares por ampliaciones de contratos con la paraestatal mexicana.

Sin embargo, esas ganancias son distintas a los contratos que dio a conocer previamente Latinus y Mexicanos contra la Corrupción.

De acuerdo con la investigación realizada por Reforma, Baker Hughes obtuvo alrededor de 109 millones de dólares en dos ampliaciones diferentes.

La primera fue de 49 millones de dólares en septiembre de 2019, cuando López Beltrán ya ocupaba la casa en Houston; y la segunda por otros 60 millones de dólares en enero de 2020, cuando el alto ejecutivo que les prestó la vivienda ya no estaba en la empresa.

También puede leer: AMLO confirma que su hijo José Ramón trabaja en empresa de hijos de asesor del Tren Maya

Octavio Oropeza confirma contratos

En la conferencia mañanera del miércoles 9 de febrero, el director de Pemex, Octavio Romero Oropeza confirmó que fue legal la contratación de la empresa estadounidense días antes de que el hijo del presidente se mudara a la mansión de Houston y que era propiedad de un ejecutivo de Baker.

Incluso, aclaró que la supuesta ampliación por más de 100 millones de dólares, de la cual señaló Reforma, no es más que órdenes de servicio previstas en los acuerdos referenciales permitidas por la ley, por ello no se detectaron irregularidades.

Área Jurídica de Pemex también los confirma

Ante las declaraciones hechas por su titular y ante dudas sobre la validez de los datos, Pemex sostuvo que los datos presentados por su director general acerca de los contratos suscritos con Baker Hughes son precisos, correctos y verídicos.

Esos datos, explicó la petrolera a través de un comunicado, provienen de los sistemas institucionales de información que integran los reportes para la Secretaría de Hacienda, la Bolsa Mexicana de Valores y la Securities and Exchange Commission (SEC, por sus siglas en inglés) de EU. 

Añadió que la información financiera de la empresa está sujeta a revisión de la Auditoría Superior de la Federación y de un auditor externo a cargo de la empresa KPMG.

Contrato de Pemex y Baker se elevó hasta 343 mdd

El pasado viernes 12 de febrero, nuevamente la periodista Peniley Ramírez publicó que el contrato entre Pemex y Baker Hughes pasó de un máximo de 66 millones de dólares, como se firmó en el sexenio anterior, hasta 343 millones, en noviembre pasado.

Según la columna publicada por Peniley Ramírez, Pemex amplió los servicios de Baker Hughes en cuatro ocasiones.

La primera vez, ambas empresas firmaron un contrato en 2018 con un monto original de 66 millones de dólares y que debía concluir en 2019.

Sin embargo, en agosto de ese año Pemex firmó un “incremento del monto” por 49.5 millones y en diciembre otro “incremento de monto y plazo” por 60 millones de dólares, de acuerdo con varios contratos que son públicos.

Con esas ampliaciones realizadas en 2019, los contratos debían concluir en junio del 2020, sin embargo, la paraestatal mexicana nuevamente extendió esos contratos por 99 millones de dólares más y firmó una cuarta ampliación por otros 68 millones en noviembre del 2021.

En total, Pemex amplió cuatro veces los contratos con Baker Hughes, los cuales pasaron de un máximo de 66 millones de dólares, cuando se hizo el primer contrato, hasta obtener 343 millones en noviembre del año pasado al obtener la última ampliación.

Te puede interesar: Cofece e IFT, “lo mejor es que no existieran”, dice AMLO

Pemex confirma contratos y corrige a Reforma

Este domingo, Pemex confirmó que entre los años 2019 y 2021 Baker Hughes ha tenido incrementos en los montos facturados, sin embargo, estos incrementos no son ninguna concesión especial, ni producto de acuerdos ilegales o secretos; sino al incremento de la actividad.

A través de un comunicado enviado a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), Pemex aclaró que los contratos firmados entre la paraestatal y Baker Hughes forman parte de los múltiples esquemas o modalidades de contratos y que solo se está omitiendo información relevante para dar un contexto de corrupción en la empresa petrolera. 

Pemex apuntó que desde el año 2017 existe un acuerdo referencial firmado por las empresas Baker Hughes, Halliburton, Weatherford y Schlumberger como posibles prestadoras de un catálogo de servicios.

Recordó que todos los contratos de Pemex están sujetos al proceso de debida diligencia, que es una investigación que se hace a las empresas, en materia de ética e integridad corporativa.


Durante la actual administración, el incremento del gasto de inversión ha sido exitoso en la actividad exploratoria, pues sus reservas 1P han aumentado en 3.4 miles de millones de barriles y en la producción en 60,000 barriles promedio diario mensual.

En Pemex existen diversos esquemas o modalidades de contratos. Entre ellos figuran los que provienen de procedimientos convencionales de contratación y los que surgen del abastecimiento estratégico a partir de las necesidades de las áreas productivas

se lee en el documento. 

Morena se opone a la investigación 

El pleno del Senado debatió el caso del hijo del presidente Andrés Manuel López Obrador y su casa en Houston en medio de acusaciones de corrupción entre legisladores de oposición y morenistas.

La discusión derivó en que la mayoría oficialista rechazara un punto de acuerdo para que la Fiscalía General de la República (FGR) y la Secretaría de la Función Pública (SFP) investigara los contratos de Pemex y la empresa Baker Hughes por un presunto conflicto de intereses con el hijo mayor de López Obrador.