Semana laboral de cuatro días

5 de febrero 2022 | 5:00 am

Si bien en México se tiene establecido por ley una jornada laboral de ocho horas diarias, el trabajador puede llegar a un acuerdo con su empresa o patrón para distribuir su tiempo laboral en cuatro días, sin que ello represente un impacto en su salario. 

Además, el trabajar cuatro días a la semana le permitiría mejorar no solo la productividad dentro de la empresa, sino también su calidad de vida, de acuerdo con especialistas en derechos laborales y en el cuidado de la salud mental. 

El artículo 59 de la Ley Federal del Trabajo, permite que el empleado y el patrón puedan repartir las horas de trabajo, a fin de autorizar a los primeros el reposo del sábado en la tarde o cualquier modalidad equivalente; lo que significa que también se pueden repartir las horas de trabajo para ir solo cuatro días a trabajar

 dijo Alejandro Avilés Gómez, presidente del Colegio de Abogados Laboralistas de la CDMX.

Te puede interesar: ¿Semana laboral de 4 días y jornadas de 6 horas? En Finlandia podría ser posible

En entrevista para El CEO, aclaró que la reducción a cuatro días laborales, no debe suponer la disminución del salario, salvo el consentimiento del trabajador, y en su caso, el acuerdo con el sindicato para que no se le asigne un menor ingreso al salario mínimo.

La Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos establece en el artículo 123, apartado A, fracción I, que la duración de la jornada máxima es de ocho horas. 

Mientras que el artículo 61 de la Ley Federal del Trabajo indica que en el horario diurno la jornada es de ocho horas, en el nocturno de siete horas y en el horario mixto son siete horas y media. 

En el artículo 83 de dicha ley se consigna que el salario puede fijarse por unidad de tiempo, por unidad de obra, por comisión, a precio alzado o de cualquier otra manera. 

Jornadas largas afectan salud mental de los empleados

Si bien México firmó el Convenio sobre las horas de trabajo de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), en el que se establece que las personas no podrán exceder de 48 horas por semana y ocho por día, algunas personas laboran más y eso sin duda, repercute en su salud mental.

La salud mental de los empleados desencadena en muchos ámbitos. México es de los países que más trabaja al año y que tiene muy pocos beneficios en cuanto a descansos, horas o momentos libres

comentó en entrevista para El CEO Anabel Tapia Ordoñez, psicóloga especialista en Psicología Humanista de la Clínica de Atención Psicológica Integral (CAPI).

También lee: Estrés laboral afecta desarrollo económico y emocional de los empleados

Las jornadas laborales reducidas no se iniciaron en México, sino en otros países como España, Nueva Zelanda o Japón, donde la cultura es distinta; donde la productividad es medida por objetivos y no por horas detrás de la computadora, explicó Tapia.

“Una jornada extensa de trabajo, un mal planteamiento de objetivos o el que estés en un lugar que no te sientas cómodo, hace que los empleados solo vayan como una cosa mecánica a trabajar y que no se sientan desarrollados”, aseguró. 

Por tanto, una compañía por más buena que sea, si no cuida la salud mental de los empleados y no solo con la norma 035, sino en general, que el líder pregunte cómo están sus empleados, (preocuparse por la familia o por el empleado mismo), puede ayudar a que la gente se sienta cuidada y atendida, opinó Tapia.

¿Qué beneficios incluiría una jornada laboral reducida?

Para Anabel Tapial, una jornada laboral reducida sería un gran beneficio para los empleados, pero tendría que ser un balance muy cuidado por las empresas, ya que, si no se da todo el contexto sobre el porqué vas a tener cuatro días de trabajo y tres días libres sin proponer algo al empleado, las personas estarían ‘un poco sueltas’ y no lo disfrutarían tanto.

“No sé si la carga de trabajo se acabaría o solo la programarían en los cuatro días restantes. No sé qué tan bueno sea si no es equilibrado”, comentó.

No obstante, al hacer una conciliación entre la vida personal y profesional gracias a una jornada laboral reducida, se generaría un ambiente feliz, por lo tanto, la felicidad se transmitiría a las personas con las que se desarrolla el empleado.

Para Alejandro Aviles Gómez, la reducción de laborales, sin duda traería muchos beneficios, pues las personas trabajadoras podrían asumir las responsabilidades familiares en mayor escala.

Esta expresión cubre tanto las responsabilidades para con los hijos, como con otros miembros de su familia directa que requieran cuidado o sostén; esto permite crear la igualdad efectiva de oportunidades y de trato entre trabajadores y trabajadoras

 aseguró Aviles.

La reducción laboral también podría propiciar la productividad, siempre y cuando sea acordado con el trabajador y, en su caso, con el sindicato titular del contrato colectivo de trabajo, es decir, que no deba ser impuesta o de manera unilateral, explicó.

No dejes de leer: Cada vez más empresas optan por trabajar 4 días a la semana… y su productividad no sufre

Apoyo de las empresas

En vista de que en México todavía no es posible implementar la jornada laboral de cuatro días a la semana, las empresas podrían poner en marcha algunas estrategias que sirvan de motivación a sus empleados para que cuiden su salud emocional en las horas de trabajo.

“Puede ser que las compañías desconozcan el tema, que no tengan los recursos, o que no cuentan con una persona que les brinde estas herramientas; sin embargo, es importante que la gente cuide los espacios que tiene para sí mismos, que elija qué hacer”, mencionó Tapia. 


Continúa leyendo: ¿Quieres elevar la productividad? Microsoft apuesta por semana de cuatro días