estrés FINACIERO

26 de diciembre 2021 | 7:00 am

El ambiente de trabajo tiene un gran impacto sobre la salud física y mental de los empleados, especialmente cuando trabajan a un ritmo bajo presión, por lo que es necesario que las empresas presten más atención sobre el entorno de estrés laboral bajo el cual se desarrollan sus trabajadores, indicaron especialistas de la salud consultados por EL CEO. 

Hay un gran impacto con respecto a la presión que el trabajo ejerce sobre las personas, entendemos que es una necesidad básica, pero hay que ver qué otros factores están cumpliendo con el desempeño laboral en específico

mencionó en entrevista para El CEO, Rogelio Cruz, especialista en salud mental de la Clínica de Atención Psicológica Integral (CAPI). 

De acuerdo con información del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), el 75% de los mexicanos padece fatiga por estrés laboral, superando a países como China y Estados Unidos. 

En la mayoría de las empresas, el entorno laboral pierde su rumbo y se desvirtúan los objetivos básicos como son la manutención y el desarrollo personal, y se sustituyen por un ambiente en donde solo se compite por tener un reconocimiento, explicó Cruz.

Bajo este entorno, los empleados se ven impactados en términos de ansiedad, malas relaciones interpersonales dentro del área de trabajo o en la aparición del síndrome de burnout o síndrome del trabajador quemado.

El síndrome del quemado es básicamente el estrés laboral crónico que se caracteriza por un agotamiento generalizado, explicó a EL CEO, la psicóloga Andrea López, especialista en Terapia Cognitivo-Conductual.

“El síndrome del quemado también puede provocar una parálisis facial o parálisis del cuerpo ante un alto nivel de estrés”, dijo la psicóloga.

La falta de autoestima y la depresión que causa el estrés laboral conllevan a la falta de realización personal, ya que al no existir reconocimiento propio, la percepción del empleado se ve afectada.

“Muchas veces puede ir desde el ausentismo en el trabajo hasta atentar con la propia vida”, dijo por su parte Rogelio Cruz.

Pandemia generó más estrés laboral

Con la llegada de la pandemia de COVID-19 en 2020, el trabajo tuvo que migrar de una oficina a casa, lo cual fue un proceso de cambio y adaptación que impactó nuevamente en la salud mental de las personas.

Sin embargo, el estrés laboral también tiene una repercusión en la economía, ya que, de acuerdo con la Organización Internacional del Trabajo (OIT) el estrés puede llegar a representar pérdidas de entre el 0.5% y el 3.5% del Producto Interno Bruto (PIB) de una economía. 

Además de que para México, el estrés de los trabajadores genera costos entre los 5,000 y los 40,000 millones de dólares al año, según la OIT. 

Ante estas afectaciones, los seres humanos, como seres sociales que disfrutan de la convivencia y la interacción con otras personas, necesitan mayor diversidad, explicó Rogelio Cruz.

“En un principio fue novedoso, pero después de un rato, si no hay un adecuado acompañamiento por parte de las empresas e instituciones, sí puede haber una merma en la productividad, porque encontramos empleados insatisfechos, empleados poco realizados y con pocos retos”, agregó.

Por su parte, Andrea López dijo que la pandemia fue un momento de mucho estrés, cansancio y monotonía, derivado del aumento de responsabilidades de casa y trabajo al mismo tiempo.

¿Cómo pueden ayudar las empresas?

En 2018 entró en vigor la Norma Oficial Mexicana 035, que obliga a los empleadores a identificar, analizar y prevenir los factores de ansiedad y estrés laboral entre sus trabajadores. 

“Esta norma habla de revisar los factores de riesgos psicosociales dentro de la empresa; es una norma muy propositiva que no solamente se dirige a los empleadores sino también al personal de trabajo”, afirmó Rogelio Cruz.

Dicha ley tiene como objetivo identificar en qué circunstancias se evalúa un centro de trabajo o una empresa; además de identificar cuáles son los riesgos que están padeciendo.

No dejes de leer: Lo que debes saber sobre la NOM contra el estrés laboral

En tanto, el especialista de la CAPI argumentó que es necesario que las empresas presten atención a esta norma, ya que podría ayudar a fomentar la salud y el bienestar de los empleados. 

También es importante que por parte de los trabajadores, hagan conciencia de cómo está en su labor y qué necesita hacer para mejorar.