12 de marzo 2021 | 3:54 pm

Las mujeres en México han tenido que enfrentarse a una carga desigual de trabajo y falta de flexibilidad en el mercado laboral, por lo que es clave fomentar que las mujeres puedan aprovechar nuevas tecnologías, dijo Mónica Aspe Bernal, CEO de AT&T México.

La tecnología entonces nos da la oportunidad de emparejar, la tecnología nos da la oportunidad de cerrar brechas

La recién nombrada CEO del negocio local de AT&T señaló que para lograr una sociedad más igualitaria será necesaria la participación de más mujeres en las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC) en el país.

En el marco de su participación en la Semana de las Mujeres 2021 organizada por el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), la directiva señaló que si bien las mujeres son mayoría en redes sociales y el uso de otras tecnologías, la brecha no radica en esa participación.

Para Aspe, es necesario que las mujeres, que han tenido que enfrentarse a una carga desigual del trabajo y a la falta de flexibilidad en el mercado laboral formal, puedan equilibrar su vida laboral y personal, por lo que el trabajo de empresas e instituciones será fundamental.

“La responsabilidad de todos ellos con sus políticas de recursos humanos van a incidir en termas de participación de las mujeres en el mercado laboral”, aseguró.

Los datos

Las mujeres son más vulnerables como grupo en términos laborales y en términos de cargas de trabajo tanto remuneradas como no remuneradas respecto a los hombres.

Esto se agudiza cuando se suma que a las desigualdades preexistentes en México, un país en donde las mujeres solo representan 38% de la población económicamente activa y además ganan en promedio solo 86 pesos de cada 100 que gana un hombre.

También, el trabajo en el hogar y los cuidados son otro elemento que agudiza la brecha entre hombres y mujeres. Las mujeres como grupo destinan en promedio 2.5 horas más al hogar que los hombres, lo que impacta a nivel personal, laboral y de estructura sobre la vida de las mujeres.

En México, de los 2.9 millones de empleos menos que tenemos en el mercado laboral actual en relación con enero de 2020, 62% de esas posiciones que se perdieron eran trabajos que ocupaban mujeres.

Se calcula que 11.6 millones de trabajadoras salieron del mercado laboral en abril de 2020, lo cual equivale a más de la mitad de los puestos perdidos, a pesar de que las mujeres apenas representan un tercio de la fuerza laboral.

¿Qué falta?

Al ser cuestionada sobre si la digitalización de las mujeres logre disminuir los 130 años que señala la ONU que hacen falta para que haya igualdad entre hombres y mujeres, Aspe Bernal respondió que ‘depende’ de cómo se usen las tecnologías.

En ese sentido dijo que dado que nada es neutral, se tiene que asumir negativa o positivamente en la vida, puesto que las tecnologías han sido liberadoras y han abierto brechas.

Por ello, reiteró la importancia de que haya una mayor integración de mujeres en el diseño de tecnologías, con una visión de diversidad desde el origen, por lo que resulta una enorme oportunidad que se debe tomar.