IED México

5 de noviembre 2021 | 12:55 pm

Por Héctor Shibata y Gonzalo Soriano*

“Un buen negociador entiende que es su trabajo poner las cosas en su lugar. Dominar el arte de hacer negocios es lo que transforma a una empresa cotidiana en un imperio empresarial líder.”

—Warren Buffett

HERO, una empresa de e-commerce virtual fundada en Londres en 2015, fue adquirida por Klarna (unicornio fintech nacido en Europa en julio de 2021) con la finalidad de fortalecer su estrategia en el creciente mercado del comercio electrónico mundial. Los fundadores de HERO, como cualquier startup, necesitaron capital para hacer crecer su empresa. Sin embargo, su estrategia se concentró en un inicio en usar capital propio y cuando la startup alcanzó un tamaño relevante, levantaron capital de terceros.

Antes de estructurar una ronda, las preguntas esenciales de todo emprendedor son: ¿por qué levantar?, ¿cuándo levantar capital? y ¿cuánto levantar?

¿Por qué levantar?  Establece dónde se encuentra tu empresa hoy, a dónde quieres que llegue en 12-26 meses y define cuáles son los recursos que te hacen falta para llegar ahí. Este es el momento propicio para definir tus objetivos como emprendedor y realmente pensar a dónde quieres llevar tu emprendimiento.

¿Cuándo levantar? Cuando no tengas capital propio o suficiente con el cual desarrollar tu negocio y requieras de capital y apoyo de otros inversionistas para crecer. En especial si vas a levantar capital de fondos de venture capital, deberás estar en una fase de crecimiento acelerado buscando capturar un mercado grande y potencialmente desatendido.

¿Cuánto levantar?  Levanta la mayor cantidad posible de dinero que esté alineada con la etapa de desarrollo en la que esté tu emprendimiento, considerando que el uso de los recursos es suficiente para sobrevivir al menos 12-36 meses. El concepto básico es runway; es decir, el periodo de tiempo que tienes para sobrevivir con el efectivo que tienes disponible en caja en relación a la quema de efectivo mensual. No esperes a que te quede poco tiempo de vida con el efectivo disponible para iniciar un levantamiento de capital que permita extender la vida de tu startup.

Al momento de estructurar una ronda de levantamiento de capital, algunos de los elementos que deberás tener en consideración son los siguientes:

Económicos: Define el monto de capital que necesitas levantar para poder desarrollar tu proyecto considerando un periodo de al menos 12 meses. Además, considera el valor de la empresa y el porcentaje de participación accionaria que estarás dispuesto a ceder a potenciales inversionistas de capital.

Tipo de inversionista: De acuerdo a la etapa en la que se encuentre la startup dependerá el tipo de inversionista recomendable para acceder a capital. En rondas tempranas será más fácil levantar de inversionistas ángeles y fondos semilla, en etapas de crecimiento la participación de fondos de venture capital será esencial para que puedas consolidar el levantamiento. Considera la cantidad de inversionistas o fondos que quieres que participen en la ronda y el valor agregado más allá del capital que te le brindarán a la empresa. Usualmente mientras menos inversionistas participen más sencillas serán la negociación y administración de inversionistas a través del tiempo. Otro elemento a considerar es la capacidad que tenga cada uno de los potenciales inversionistas para hacer inversiones de seguimiento (follow-on) de cara al crecimiento de tu startup.

Tipo de instrumento: De acuerdo a la etapa en la que te encuentres y al monto a levantar, dependerá el tipo de instrumento a negociar con los inversionistas. En etapas tempranas es más común levantar a través de nota convertible o SAFE, en etapas de crecimiento por medio de equity directo.

Jurisdicción: De acuerdo a los inversionistas que participen en la ronda, deberás establecer la jurisdicción que regule la estructura y documentos jurídicos.

Tiempo: Considera que el proceso de levantamiento toma tiempo, ya que tendrás que hablar con múltiples inversionistas, negociar términos y condiciones (term-sheet) con el inversionista líder y pasar por un proceso de debida diligencia (due diligence) hasta llegar al cierre de los documentos de la transacción.

Considera que cada levantamiento de capital afecta al levantamiento de capital de rondas futuras. Por lo tanto, invierte tiempo en la estructuración de la ronda actual para que la construcción de tu startup se lleve a cabo en cimientos firmes. En muchas ocasiones los emprendedores solo quieren levantar capital; sin embargo, lo más relevante no es el levantamiento de capital por sí mismo, sino la manera en la que vas construyendo tu startup.

“A menudo se dice que recaudar dinero no es un éxito, no es un hito para una empresa y creo que es cierto”

–Marc Andreessen

* Héctor Shibata Salazar es profesor adjunto en EGADE Business School y director de inversiones y portafolio en AC Ventures Fund. Gonzalo Soriano es inversor VC.

Este texto es una columna de opinión. Su contenido es responsabilidad del autor y no representa necesariamente la postura de EL CEO.

Héctor Shibata también escribió sobre: 

Los siete pilares de la innovación

Decisión de salida de la startup

Emprendiendo con redes y sindicatos en tiempos de VC

Los cimientos del éxito: de inversión de venture capital a OPI