Airbnb DoorDash debuts

30 de septiembre 2021 | 12:00 pm

Todo emprendedor empieza a desarrollar su idea con la visión de tener un evento de salida a bolsa o una adquisición por parte de otra empresa en algún momento en el tiempo. Tal fue el caso de Instagram, empresa fundada por Kevin Sysrom en 2010. 

Desde un inició Instagram mostró una gran tracción, el primer día de operaciones registró más de 25,000 usuarios. En menos de dos años ya tenía en la mesa una oferta de adquisición por parte de Twitter por 500 millones de dólares, la cual fue rechazada. 

Sin embargo, Facebook se adelantó al mercado y puso una oferta irresistible, valuando a la empresa en 1,000 millones de dólares, otorgando 300 millones en efectivo, y el resto en acciones de Facebook a los inversionistas de Instagram. 

A la fecha, se estima que Instagram podría valer más de 100,000 millones, tanto como el valor de Goldman Sachs, de 125,000 millones. ¿Fue precipitada la venta de Instagram a Facebook por 1,000 millones? ¿Debieron esperarse a una colocación en bolsa y alcanzar el valor de 100,000 millones?

Los emprendedores necesitan considerar los diferentes tipos de salidas que existen y el momento adecuado para llevar a cabo la salida de la inversión.

La típica salida de una inversión en venture capital es a través de una transacción de compraventa (M&A). Usualmente un inversionista estratégico (corporativo) o un inversionista financiero se encuentran en búsqueda de oportunidades de inversión, cuando detectan una buena oportunidad hacen una oferta de adquisición sobre la compañía objetivo. 

Esta transacción puede tener como consideración de pago efectivo, acciones de la empresa compradora o bien, una combinación de ambas.

En mayo de este año Bill.com, empresa de administración contable y financiera para empresas basada en California, adquirió a Divvy, una empresa respaldada por PayPal Ventures y NEA. La transacción fue una combinación de acciones de la empresa y efectivo, por un total de 2,500 millones de dólares.

Las transacciones de M&A suelen ser una fuente de liquidez para los inversionistas de las startups, incluyendo sus fundadores. Sin embargo, usualmente hay condiciones que los fundadores de las startups deben cumplir para poder hacer válido el pago recibido, sobre todo cuando es en acciones.

Entre las condiciones se encuentra el quedarse a trabajar en la empresa adquiriente por un tiempo predeterminado durante el cual se lleva a cabo la adquisición de derechos sobre las acciones otorgadas. Otro factor relevante es la autorización por parte de la comisión de competencia de cada país, quien podría rechazar la transacción, como sucedió en el intento de adquisición de Cornershop por parte de Walmart en el 2020 en México.

Otro mecanismo de salida utilizado es la colocación en la bolsa de valores como lo llevó a cabo el 30 de Junio SentinelOne, empresa de ciberseguridad originaria de Israel con valor de capitalización de más de 10,000 millones. 

La OPI es una salida planeada que requiere las autorizaciones de la autoridad reguladora del mercado de capitales, así como de la bolsa de valores en donde cotizará la empresa.

Los inversionistas suelen buscar salidas en la bolsa, ya que la valuación en los mercados de capitales podría tener un premio en comparación con los mercados privados. El listado brinda un mecanismo de liquidez a todos los inversionistas y leS proporciona una moneda de intercambio para potenciales transacciones a las startups

Otro incentivo de hacer una colocación pública es el hecho de que el fundador se queda como CEO de la empresa, liderando su crecimiento y asegurando mantener la visión y cultura establecida desde un inicio.

En ocasiones la colocación en bolsa, en vez de llevarse a cabo a través de una oferta pública, se realiza en un listado directo, tal es el caso de Coinbase (plataforma de intercambio de criptoactivos) que se listó de manera directa en el NASDAQ en abril de este año. Esto permitió que los inversionistas pudieran capturar la apreciación del precio de la acción durante el primer día de cotización.

Una alternativa de salida popular estos días es el listado vía la adquisición de un vehículo especial llamado SPAC (Special Purpose Acquisition Corporation). Este vehículo es un cheque en blanco que se fusiona con la startup y le permite estar listada sin tener que llevar a cabo una oferta pública. 

Tal es el caso de SoFi, Fintech dedicada a préstamos, quien se fusionó con un SPAC respaldado por el inversionista Chamath Palihapitiya recibiendo ganancias por 2,400 millones de dólares y llegando una valuación de 8,650 millones.

Tanto los emprendedores, como sus inversionistas en las startups, buscan siempre una salida más allá de la inversión para rentabilizar. Considerar las diferentes alternativas y la coyuntura de mercado será fundamental para maximizar el retorno en esta eventual salida. 

Los emprendedores deben pensar, conforme se acercan a la etapa de salida, el papel que quieren jugar y el control que quisieran mantener en la organización tras el evento de liquidez.

Built to flip’ should not be a dirty phrase or unnatural act. I believe that to succeed today, entrepreneurs must not only aspire to early exits, but design that objective into their corporate structures and corporate DNA.

― Basil Peters

Héctor Shibata Salazar es profesor adjunto en EGADE Business School y director de inversiones y portafolio en AC Ventures Fund

Este texto es una columna de opinión. Su contenido es responsabilidad del autor y no representa necesariamente la postura de EL CEO.

Héctor Shibata también escribió sobre: 

Emprendiendo con redes y sindicatos en tiempos de VC

Los cimientos del éxito: de inversión de venture capital a OPI

Ser emprendedor: ¿solo o en equipo?

Los copycats como fuente de generación de startups exitosas en VC