Acciones 5 pesos o menos

2 de junio 2020 | 5:00 am

El club de las acciones mexicanas más operadas por el mercado, de un precio de cinco pesos o menos, pasó de 13 a 11 miembros de mediados de marzo al 1 de junio. Cemex, la cementera más importante del país, y Urbi, la desarrolladora de vivienda, lo abandonaron.

Cemex tuvo un respaldo desde la parte de fundamental. En su reporte del primer trimestre del año, la emisora logró resultados mejores a los esperados por los analistas, gracias al impulso de mercados como Estados Unidos, Asia, Medio Oriente y África, y a las medidas para mantener su liquidez, de acuerdo con un análisis de Banorte.

La cementera es una de las 22 emisoras mexicanas del S&P/BMV IPC que tiene cubiertas sus obligaciones de corto plazo. Al cierre del primer trimestre del año, la compañía tenía en efectivo y equivalentes 18,399 millones de pesos, al descontar su deuda de corto plazo.

Del 19 de marzo pasado a la sesión del lunes, las acciones de Cemex pasaron de 4.57 a 5.33 pesos por título.

Urbi también dejó de valer menos de cinco pesos, sin embargo, respondió a un split inverso, es decir, por cada 20 acciones de Urbi que cotizaban por debajo de un peso, pasaron a formar una nueva acción con precio de 18.60 pesos, cada una.

En una asamblea de accionistas a inicios de año, la empresa acordó la concentración accionaria o split inverso de la totalidad de las acciones, y este martes se llevará a cabo el canje de las acciones de Urbi que estaban en circulación hasta el 28 de mayo de 2020, por títulos de nueva emisión.

Aunque el precio de una acción suele reflejar el equilibrio de oferta y demanda, así como la confianza de los inversionistas sobre la empresa -a mayor confianza, mayor precio- también puede ser algo relativo.

El split inverso jamás habla bien de la empresa que lo ejecuta, pero lo hacen porque de alguna manera les ayuda a ganar tiempo, en tanto que encuentran una solución a sus problemas

dijo Cipactli Jiménez, cofundador de snowball.mx, un ecosistema de inversión

No es la primera vez que Urbi implementa un split inverso. A finales de junio de 2016, cuando la compañía estaba en reestructura, aplicó una conversión de una nueva acción por cada 1,000 acciones existentes.

El 19 de octubre de 2016, después de tres años sin cotizar en bolsa, los títulos de la empresa ganaron 91.13% en una sesión, al pasar de 14.09 pesos a 26.93 pesos, pero desde ese momento la tendencia fue a la baja y a finales de noviembre de 2019 cayeron por debajo de un peso por acción.

Urbi dista de ser una empresa con una capitalización de mercado robusta.

Una capitalización de mercado mayor significa un negocio más sólido, lo que se puede traducir en un mayor interés y liquidez. Una mayor liquidez, se traduce en menores riesgos de exposición

dijo Adrián Bermúdez, inversionista.

Un club poco atractivo

Para las que siguen en el club, la incertidumbre del mercado y la elevada volatilidad restan atractivo a las acciones de cinco pesos o menos.

Nemak, Hotel, Axtel, Gicsa, Minera Frisco, CMR, Ara, Famsa, Maxcom, Azteca y Homex son las acciones más operadas por el mercado que cuestan cinco pesos o menos.

De las 11 emisoras que integran, solo una tiene alzas en lo que va del año: Axtel, con un incremento de 19.54%- y el resto presentan en promedio caídas de 37.79%.

Si para las acciones del IPC, que son las más bursátiles del país, hay un elevado riesgo, para las que cotizan debajo de cinco pesos es peor, y la volatilidad puede pegarles más fuerte

dijo Jiménez.

En lo que va del año, el IPC tiene un ajuste de 15.07%.

De las 140 acciones que integran el mercado accionario mexicano, 27 de ellas cotizan por debajo de cinco pesos, pero hay emisoras como Edoardos, cadena de tienda de ropa, Geo y Sare, desarrolladoras de vivienda, e HIMEXSA, comercializadora de toallas para baño, que han sido suspendidas o inhabilitadas.

Lo anterior, por no cumplir requisitos como tener, al menos 100 inversionistas, o 12% del capital social pagado, o porque se encuentran en concurso mercantil o quiebra.