fbpx
Brexit

25 de marzo 2019 | 10:51 am

Los equipos de la Premier League están dominando Europa este año con cuatro equipos en cuartos de final de la Champions League, pero nubarrones negros se ciernen sobre la máxima categoría inglesa si el Brexit sin acuerdo se consuma, lo que amenazaría el poder de la liga más rica del mundo.

No se ha alcanzado aún un acuerdo sobre los términos en los que el Reino Unido abandonará la Unión Europea, lo que está provocando muchas dudas a la economía británica y la Premier League no está exenta de estas preocupaciones.

Debilidad de la libra esterlina

El valor de la libra esterlina ha caído desde el resultado del referéndum celebrado en 2016, provocando que los traspasos que pagan los clubes ingleses a sus rivales europeos sean mucho más costosos.

El entrenador del Tottenham, el argentino Mauricio Pochettino, explicó que la debilidad de la moneda británica era una de las razones por las que su equipo no había realizado ningún fichaje el pasado verano y comparó los efectos del Brexit a los de un accidente de coche.

El gabinete Deloitte, experto en las finanzas del futbol, también señaló que la debilidad de la libra fue un factor que contribuyó a que el Manchester United, durante años el club más rico del mundo, haya perdido posiciones en la Football Money League, al ser superado por los gigantes españoles Barcelona y Real Madrid.

Restricciones al talento externo

En su campaña a favor del ‘Remain’ (la permanencia en la Unión Europea, UE) en 2016, el expresidente de la Premier League, Richard Scudamore, aseguró que el Brexit era “incongruente” con el compromiso de apertura del campeonato inglés.

El interés global por la competición depende de poder reclutar a los mejores jugadores, sin importar de dónde procedan. El final de la libre circulación de los jugadores europeos hace esta tarea de fichar mucho más difícil y costosa.

“La Premier League es fundamentalmente una constelación de estrellas”, afirmó Simon Chadwick, profesor de Industria Deportiva en la Universidad de Salford.

“En consecuencia, cualquier medida adoptada para restringir el flujo entrante de talentos podría cambiar el posicionamiento de la Premier League en el mercado, reduciendo su ventaja competitiva”, añadió Chadwick.

Los jugadores con doble nacionalidad, entre ellos sudamericanos y africanos, deberán satisfacer exigencias mucho más estrictas para obtener un permiso de trabajo.

El sistema actual por el que las autoridades británicas otorgan o no permisos de trabajo a jugadores que no procedan de países de la Unión Europea tiene en cuenta el número de partidos internacionales, el monto del traspaso, el salario propuesto y el historial deportivo.

El centrocampista francés N’Golo Kante y el argelino Riyad Mahrez, quienes apenas eran conocidos en Francia cuando dieron el salto a Inglaterra, son dos de los casos que se ponen como ejemplo de jugadores que no obtendrían un permiso de trabajo con esa normativa más estricta.

En 2016, la BBC calculó que 332 futbolistas que jugaban en las dos primeras categorías del futbol inglés y del escocés no cumplirían los requisitos si se aplicaran las normas para ciudadanos no procedentes de la UE.

Con el Brexit, la Premier League también quedaría imposibilitada de fichar a jugadores menores de edad, a menos que el Reino Unido siga perteneciendo al Espacio Económico Europeo (EEE), escenario poco probable.

La FIFA prohíbe los fichajes de jugadores menores de 18 años, con la excepción de los movimientos en el seno del EEE, lo que permitió a jugadores como el español Cesc Fábregas o el francés Paul Pogba ser fichados por clubes ingleses a los 16 años.

Consecuencias económicas

Pese a los lucrativos contratos televisivos en el extranjero, el éxito de la Premier League está relacionado directamente con la buena marcha de la economía británica.

Ya existen temores de que los derechos de transmisión sufran una caída, con las televisiones pagando menos dinero en el periodo 2019-2022 de lo que desembolsaron anteriormente.

Es difícil predecir la evolución de la economía, pero si el Brexit acaba afectando al bolsillo de los británicos, los clubes podrían sufrir grandes pérdidas en lo que se refiere a la venta de boletos y de ‘merchandising’.

¿Un impulso para los jugadores nacionales?

Uno de los potenciales beneficiarios del Brexit podría ser la selección nacional inglesa, ya que el aumento de las restricciones a los futbolistas extranjeros supondría mayores oportunidades para los jugadores domésticos.

Actualmente, sólo 30% de las plantillas de los clubes de la Premier League están compuestas por jugadores ingleses.

No obstante, la Premier League defiende que esta situación no beneficiaría al equipo nacional sino todo lo contrario, ya que bajaría el nivel de los internacionales ingleses al no competir cada semana contra los mejores.