fbpx

9 de julio 2019 | 5:00 am

La mayoría de las empresas que cotizan en el mercado accionario mexicano ha tenido un año deslucido. Dentro de la muestra de 48 emisoras que componen el índice FTSE-Biva, de la Bolsa Institucional de Valores, solo tres han establecido precios récord.

Grupo Bolsa (8 de abril), Femsa (14 de mayo) y Quálitas (20 de junio), son las únicas emisoras que han marcado nuevos máximos históricos en lo que va del año.

Quálitas, la última emisora en registrar un precio récord, ha sido beneficiada por dos razones. La primera, la estrategia para combatir el robo de combustible en el país, por parte del gobierno federal, que ha dado como resultado menos asaltos y/o accidentes de las unidades aseguradas.

La segunda razón, es la implementación del modelo de Solvencia II, un esquema de balance que fortalece los pilares de los que depende la estabilidad y solvencia de las entidades aseguradoras.

Al cierre de este lunes, cinco emisoras se encontraban cerca de batir su propia marca en el mercado accionario: Femsa, Quálitas, GAP, Walmex y Vesta.

En corrección, la constante

Al cierre del 8 de julio, 35 de 48 emisoras del índice FTSE-Biva presentaban caídas de al menos 20%, desde su máximo histórico. El número se mantiene casi sin cambios desde mayo de este año.

En el fondo de la tabla están Televisa, Cemex, Peñoles, Nemak y Alfa; el precio de sus papeles está, al menos, 60% por debajo de su récord.

El castigo que ha recibido Televisa es multifactorial. Condiciones macroeconómicas adversas, recorte del gasto gubernamental en publicidad, llegada de más competencia -como la intensión de América Móvil de ingresar al mercado de televisión de paga- son algunos puntos de presión sobre la compañía mexicana, de acuerdo con un análisis de Bloomberg.

Perspectiva general, nada extraordinario

Los analistas coinciden que el mercado accionario mexicano no tendrá mayores movimientos alcistas para finales del 2019.

Citibanamex ajustó este lunes a la baja el objetivo para el S&P/BMV IPC, el principal índice de la Bolsa Mexicana de Valores de 48,600 a 45,500 puntos, para este 2019, y para mediados de 2020 estableció un objetivo de 48,200 puntos.

“El ciclo de flexibilización de la política monetaria podría retrasarse más, implicando mayores tasas reales y, por ende, menores múltiplos de las empresas”, publicó Citibanamex en un reporte.

En la parte técnica, el índice mexicano puede ubicarse en la zona de 46,000 puntos.

Si el pronóstico de Citibanamex se cumple, el IPC habrá marcado un rendimiento de 9.27% en el año, su mejor año desde el 2012.

Leer: Cinco acciones mexicanas para apostar en contra