27 de abril 2021 | 9:17 am

Durante marzo, las importaciones de México repuntaron 31.4% anual, su mayor alza desde agosto de 2010, de acuerdo con el dato oportuno de la balanza comercial publicada este martes por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

El monto total de las importaciones fue de 46,006.5 millones de dólares, impulsadas por un alza de las petroleras por 104.7% anual, a 6,582.4 millones de dólares. Entre estos productos figuran aquellas que se hacen por gasolinas, gas butano y propano. 

Mientras que las importaciones no petroleras avanzaron 24%, a 39,424.2, según los datos del instituto a cargo de Julio Santaella.

Monex indicó que el avance de las importaciones parece estar impulsado por los precios y no una mayor demanda.

Dado que el crecimiento de las importaciones parece estar fuertemente influenciado por las disrupciones en los precios y no por un mayor dinamismo de la industria y la demanda interna, los efectos para la perspectiva económica local serían perniciosos en el corto plazo a través de una menor derrama sobre el crecimiento y un mayor traspaso a la inflación,

indicó Monex en una nota

Por el lado de las exportaciones se observó un incremento de 12.2% anual, a 43,003 millones de dólares, su mejor avance desde octubre de 2018, de acuerdo con los datos originales. 

En el desglose de la información, los envíos al extranjero repuntaron 70.8% anual, hasta los 2,127.7 millones de dólares y las exportaciones no petroleras tuvieron un alza de 10.2%, a 40,875.3 millones. 

“Al interior de las exportaciones no petroleras, las dirigidas a Estados Unidos aumentaron 11.3% a tasa anual, en tanto que las canalizadas al resto del mundo lo hicieron en 5.2%”, precisó el Inegi. 

Con estos datos, el saldo de la balanza comercial fue deficitario por 3,003.6 millones de dólares. En los primeros tres meses, solo en febrero el saldo fue superavitario por 2,681.1 millones de dólares.

El director de análisis para América Latina de Moody’s Analytics, Alfredo Coutiño, consideró este resultado como una “muestra que a pesar de la limitación del mercado interno, la economía mexicana se beneficia del arrastre dado por la recuperación estadounidense”. 

“Durante marzo, el comercio mostró tanto una buena recuperación como un comportamiento atípico. Aunque la mayoría de los elementos ya han superado los niveles previos a la crisis, los riesgos para el sector manufacturero son más pronunciados y por lo tanto sus tasas de avance más discretas”, agregó Monex.

En el acumulado enero-marzo, el saldo de la balanza comercial fue por 1,558.8 millones de dólares, dijo el Inegi.

Con información de Miguel Moscosa