5 de febrero 2020 | 7:59 am

El presidente Andrés Manuel López Obrador anunció la presentación de una reforma para eliminar los “fines de semana largos” y que los días festivos se festejen el día señalado en el calendario.

Durante la conferencia matutina de este miércoles, dijo que se prevé que el proyecto de ley se implemente a partir del próximo ciclo escolar.

“Terminando el ciclo escolar actual voy a proponer reformas para regresar a las fechas históricas, para que sea festivo el día en que se conmemore una fecha histórica”, avisó.

Aseguró que sólo se modificaría para la conmemoración de las fechas “más trascendentes” como el Día de la Independencia o de la Revolución.

Desde 2005 a la fecha, la Constitución contempla un calendario escolar en que los días de descanso obligatorios se toman en por lo menos tres “fines de semana largos” en todo el año.

El senador príista Jesús Casillas Romero propuso el modelo actual con la modificación del artículo 74 de la Ley Federal del Trabajo, para terminar con los “puentes mexicanos” e implementar los “fines de semana largos” que abarcan los días sábado, domingo y lunes.

La principal justificación del proyecto presentado por Casillas fue incentivar el turismo interno y la derrama económica adicional en distintos destinos vacacionales.

Además, se arguyó que las empresas se verían beneficiadas por la eliminación de los llamados puentes que sucedían cuando el día festivo caía en jueves o en martes, o cuando los trabajadores se toman el día lunes “alterando así la productividad de los centros laborales”.

Durante el primer año de gobierno de esta administración, las Secretaría de Turismo de Miguel Torruco y la Secretaría de Educación Pública de Esteban Moctezuma incluyeron en el calendario escolar tres nuevos fines de semana largos para el periodo 2019-2020.

De acuerdo con Torruco Marqués, con la ampliación de días de descanso se espera la llegada de 2,101,000 turistas que dejarán una derrama aproximada de 14,270 millones de pesos.

Dichas condiciones podrían cambiar a partir del próximo ciclo escolar, no obstante, el mandatario no ofreció más detalles respecto sobre si la eliminación de los fines de semana largo implicaría volver al modelo de “puentes”, en el que no existía un criterio laboral homogéneo para determinar si los trabajadores tomarían los días que separaran el fin de semana del día festivo, en caso de que éste ocurriera entre semana.

Asimismo, el secretario de Educación dio a conocer el programa “La escuela es nuestra” para dotar de recursos para el mantenimiento de las escuelas administrados por el propio comité de administración participativa, integrado por padres de familia, maestras y alumnos mayores a cuarto de primaria.