autos semiconductores

7 de febrero 2022 | 5:00 am

Rodrigo A. Rosales

Al inicio de este 2022, la desconfianza de los hogares mexicanos predominó en el comportamiento de los precios en los próximos 12 meses y en la adquisición de un automóvil en los siguientes dos años.

Puedes leer: Seguros de autos, con ‘ligeras alzas’ en 2022 ante alta inflación

De acuerdo con datos desestacionalizado de la Encuesta Nacional sobre la Confianza del Consumidor, los 10 indicadores complementarios del Indicador de Confianza del Consumidor (ICC) registraron caídas mensuales en enero de este año. 

La contracción más pronunciada se dio en el indicador sobre si algún miembro del hogar planea comprar un automóvil nuevo o usado en los próximos dos años, de 13.6% mensual, el peor resultado en los últimos 21 meses.

Dicha situación estaría influenciada en gran medida por la crisis de semiconductores que impactó en la venta de automóviles, cuya inflación anual en la primera quincena de este año se ubicó en 8.76%.

Preocupa comportamiento de los precios 

El segundo indicador con el mayor desplome fue el indicador que corresponde a las expectativas del comportamiento de los precios en el país en el siguiente año, respecto con los 12 meses anteriores, de 8.7% mensual en enero pasado, que significó la quinta variación negativa al hilo. 

Es decir, la segunda mayor desconfianza del consumidor recae en la dinámica que tendrá la inflación general en el transcurso del 2022.

La tercera caída más significativa se dio a las posibilidades económicas para salir de vacaciones durante los próximos 12 meses, indicador que descendió 6.8%, la mayor baja en medio año. 

En general, el Indicador de Confianza del Consumidor cayó 0.9 unidades hasta los 43.4 puntos, su nivel más bajo desde agosto del año pasado.

Pocas posibilidades de compara o remodelar hogar

Además, hay pesimismo en las posibilidades de comprar, construir o remodelar la casa en los próximos dos años, así como en ahorrar alguna parte de los ingresos en este momento (cada indicador decreció 6.7% a tasa mensual desestacionalizada).

El resto de las caídas se dio en los indicadores sobre la generación de empleo en los próximos 12 meses (4.1%); las posibilidades actuales de comprar ropa, zapatos, alimentos, entre otros, respecto a hace un año (3.9%); la actual situación económica del hogar (0.7%); la situación económica dentro de un año (0.6%), y las condiciones económicas para ahorrar dentro de 12 meses (0.1%).

A nivel general, el ICC disminuyó 3.2% a tasa mensual durante diciembre del 2021, equivalente a una reducción de 1.5 puntos, tras tres crecimientos al hilo.

De los cinco componentes del indicador, cuatro registraron caídas mensuales. La contracción más pronunciada se dio en el subíndice referente a la condición económica del país dentro de 12 meses respecto a la actual situación, con una variación negativa de 4.2%.