fbpx

25 de diciembre 2018 | 5:00 am

El último año fueron incorporadas 794,000 habitaciones de hotel al mercado turístico mexicano, de las cuales 60.28% corresponde al segmento de lujo, es decir de más de tres estrellas, de acuerdo con un reporte de la consultora CBR.

El Reporte de Mercado Hotelero expone que este segmento creció a un ritmo de 3%, aunque en años anteriores logró tasas de 6%. Pese a ello, se estima que durante 2019 vuelva a superar el dígito medio gracias al aumento de los turistas internacionales.

Hasta septiembre de 2018 se contabilizaron 30.6 millones de visitantes extranjeros, según datos de la Secretaría de Turismo, lo que significó un crecimiento de 7% con respecto a los primeros nueve meses del año anterior.

Ese dinamismo es lo que ha permitido un mayor crecimiento de las inversiones turísticas, opina el director de Mercadotecnia de Thor Urbana, Enrique Moran.

“México sigue ofreciendo muy buen atractivo en términos de generación de nuevos destinos y de experiencias, no sólo por la zona geográfica sino también por el trato de la gente, la gastronomía y el clima”, comentó el directivo.

De acuerdo con el reporte de CBRE, para 2022 se habrán inaugurado 352 hoteles de 14 cadenas nacionales e internacionales.

“La mayoría de las cadenas hoteleras tiene una alta expectativa del crecimiento turístico en México y por lo tanto han proyectado ambiciosos planes de expansión dentro de los próximos 5 años”, indica el reporte

Por ejemplo, Thor Urbana, GFa y Mota-Engil desarrollan Ritz-Carlton Reserve Riviera Nayarit, dentro del complejo Costa Canuva, con lo cual México albergará dos hoteles de la línea más exclusiva de Ritz-Carlton; el primero se encuentra en Los Cabos.

La inversión para el desarrollo de este complejo de 110 habitaciones es de 150 millones de dólares.

El directivo añadió que aunque siempre están evaluando nuevas ubicaciones para desarrollos de lujo, siguen predominando como destinos receptores Quintana Roo, Los Cabos y Jalisco.

Según la información de CBRE, los planes de inversión de las cadenas hoteleras también se están enfocando en ciudades grandes y medianas como CDMX, Monterrey, Guadalajara, Puebla, Querétaro y Mérida.

Morán señaló que en el análisis que realizan para identificar nuevos destinos de inversión toman en cuenta factores como población en crecimiento, existencia de destinos turísticos, así como atracciones adicionales.

“No solo es la demanda de espacio hotelero, también restaurantes, bares y tiendas; que exista potencial de crecimiento de espacio residencial y comercial, donde puedas crear comunidad para esa misma genere y promueva la oferta”.

Añadió que la existencia de infraestructura como aeropuertos o de movilidad urbana también son importantes ya que inciden en la experiencia que tenga el viajero.