fbpx

30 de enero 2019 | 5:00 am

Los inversionistas foráneos han acelerado la compra de valores locales, impulsados por las altas tasas de interés que imperan en el país. Así el peso mexicano se encamina a cerrar el primer mes del año como su tercer mejor enero de la última década.

El martes, la moneda acumulaba una ganancia de 3.37%, luego de que el tipo de cambio spot cerró en 19.0015 pesos por dólar.

Si bien la debilidad global del dólar ha jugado a favor del peso, sobre todo por la percepción del mercado respecto a que la Reserva Federal (Fed) no aumentará su tasa de interés este año, el peso tiene un punto a su favor: las elevadas tasas de interés que se pagan en México.

El diferencial de tasas de rendimiento entre un Bono mexicano a 10 años y un Bono del Tesoro de Estados Unidos (treasury) es de 562 puntos base; cuando el promedio -al menos desde el 2011- es de 472 puntos base, de acuerdo con datos de Bloomberg.

Un bono mexicano a 10 años paga un rendimiento de 8.35%; la tasa de un treasury a 10 años es de 2.73%

El diferencial de tasa de interés hace que operaciones como el carry trade atraigan la atención de inversionistas extranjeros. El carry trade es la opción de pedir prestado en países que tienen una tasa de interés relativamente baja para comprar la divisa de un país con altas tasas de interés.

“El carry trade se utiliza para sacar una ganancia cambiaria; diferenciales de tasas y los costos que implica traer algunas divisas a México. Básicamente, se financia en una divisa e invierte los recursos en otra”, dijo Jacobo Rodríguez, director de análisis financiero de Black Wallstreet Capital.

De finales de noviembre a la fecha, la moneda mexicana -en su cotización interbancaria- ha avanzado 6.80%, así pasó de niveles de 20.4530 a 19.0015 pesos por billete verde.

En la práctica, los propios operadores ayudan a la moneda del país a apreciarse; empiezan a invertir en ella y más inversionistas se suman, lo que ayuda a que la moneda avance aún más. “Es probable que la apreciación del peso haya promovido el carry”, comentó Cipactli Jiménez, cofundador de snowball.mx, ecosistema de inversión.

Adicionalmente, México tiene atractivos fundamentales para el inversionista extranjero. No tiene ni problemas en la balanza de pagos, ni desequilibrios fiscales. Además, tiene expectativas de crecimiento para los próximos años, de acuerdo con Joel Martínez, director general de la firma Visor Financiero. “Eso te explica mucho por qué vienen los extranjeros a invertir a México”.

El carry trade es una estrategia con un riesgo elevado. Uno de los casos más sonados de estas operaciones se dio en 1998, cuando el yen se apreció en una semana 16% ante el dólar, y quien tenía préstamos en la moneda japonesa sufrió estragos en su cartera.

Para el corto plazo

La Fed, la guerra comercial entre Estados Unidos y el Brexit pueden poner presión en el mercado cambiario esta semana, de acuerdo con un análisis de CI Banco.

La falta de detalles de un acuerdo entre Estados Unidos y China, así como datos económicos que den espacio a la Fed a subir su tasa de interés pueden hacer que el dólar se aprecie ante la mayoría de las monedas, incluidas el peso mexicano.

Dependiendo de los resultados, el tipo de cambio podría alcanzar en la semana los 18.75 pesos por dólar y en un escenario adverso, podría ubicarse en 19.25 pesos por billete verde, según estimaciones de CI Banco.