fbpx

26 de octubre 2018 | 5:00 am

Este jueves dio inicio el proceso de consulta ciudadana para decidir entre continuar con la construcción del aeropuerto de Texcoco u optar por la propuesta del próximo presidente, Andrés Manuel López Obrador, de ampliar la base militar de Santa Lucía. 

El proceso se realiza en 1,073 mesas distribuidas en toda la República Mexicana hasta el 28 de octubre, fecha estimada en la que se darán a conocer los resultados preliminares.

Durante el día, los ciudadanos en redes sociales y medios locales denunciaron la ausencia de mecanismos para impedir que una misma persona vote varias veces en distintas mesas.

Personal de la AFP consiguió, en menos de 30 minutos, votar dos veces en dos mesas distintas localizadas a menos de dos kilómetros de distancia.

Para votar, los ciudadanos acuden a cualquier mesa, sin importar que no esté en la zona electoral donde viven y muestren su credencial para votar.

También los usuarios de redes sociales se quejaron de la caída de la página oficial de la consulta, en la que se puede localizar la casilla que corresponde a cada elector de acuerdo a su dirección.

La consulta no está avalada por instituciones públicas como el Instituto Nacional Electoral (INE) y es blanco de fuertes críticas de inversionistas, expertos y empresarios por temores a que no se conduzca correctamente.

El próximo gobierno espera que participen entre 500,000 y un millón de personas, de un país de 126 millones de habitantes.

La fundación Arturo Rosenblueth -una organización sin fines de lucro dedicada a proyectos tecnológicos- contará los votos y dijo el jueves que el resultado podrá conocerse la noche del domingo.

Aquí te decimos qué hace y quién dirige la Fundación Arturo Rosenblueth

El ejercicio, promesa de campaña de López Obrador, fue precedida por una oleada de críticas de analistas políticos, que alertaron sobre la falta de rigor, además de que las mesas fueron instaladas principalmente en zonas de simpatizantes de López Obrador.

Alrededor de las nueve de la mañana, el presidente electo publicó un video en su cuenta de Twitter en el que mostró que dejó en blanco su voto en la consulta. “Voté por la democracia”, exclamó.

“El pueblo no se equivoca, o se equivoca menos que los gobernantes, es mejor la decisión de miles de millones que de un sólo hombre, la democracia es el camino a seguir, la democracia participativa”, dijo el presidente.

Una de las opciones en la consulta de cuatro días es continuar con el proyecto del NAICM (Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México) que se construye desde 2015 en el lecho drenado del lago Texcoco, con un costo aproximado de 13,300 millones de dólares y en el que participa un grupo de empresarios, entre ellos, el magnate Carlos Slim.

Consulta aquí los empresarios que penden de un hilo si se cancela el proyecto 

La otra alternativa es conservar el saturado aeropuerto capitalino Benito Juárez y reacondicionarlo, junto con el aledaño de la ciudad de Toluca y construir dos pistas más en la base de Santa Lucía, aledaña a la capital, por un monto total aún no precisado que López Obrador ha dicho será mucho menor.

Con información de Reuters y AFP

Comparte