26 de octubre 2018 | 5:00 am

Donald Trump celebraba hace unos meses las ganancias del índice Dow Jones, pero la racha ganadora parece haber terminado y el propio presidente de Estados Unidos ha sido partícipe de esta situación.

En octubre, el S&P 500 y el Dow Jones, los principales índices accionarios de Nueva York, acumulan una caída de 7.15% y 5.57%, respectivamente, mientras que el Nasdaq pierde 9.11%.

Con las ventas que han visto este mes, los índices están a punto de borrar las ganancias que acumularon en todo el 2018, y aunque en la sesión del jueves lograron una recuperación, la volatilidad que han visto está lejos de terminar.

Las tensiones generadas por la guerra arancelaria entre Estados Unidos y China, la expectativa de que la Reserva Federal seguirá con el aumento de tasas y acciones mas caras, han pasado factura a Wall Street, que no se salvará de ver más pérdidas en los próximos días.

Cuando tienes caídas muy violentas se empiezan a romper soportes técnicos, los algoritmos comienzan a operar solos y el mismo mercado castiga los movimientos. (Esta situación) seguirá, la volatilidad ha empezado a aumentar

Jonathan Zuloaga, asesor macroeconómico y de mercados de Columbus de México.

 

 

Wall Street 25 octubre 2018

 

 

Uno de los principales factores que ha generado la volatilidad es la batalla comercial en la que se han enfrascado Estados Unidos y China. El Gobierno de Trump, impuso aranceles que abarcan 300,000 millones de dólares en importaciones chinas y el dragón asiático también respondió con impuestos a las importaciones estadounidenses.

En medio de esta guerra comercial, Caterpillar, una de las firmas insignia de la economía de Estados Unidos, dijo en su reporte trimestral que los aranceles impuestos por Trump elevarán los costos de sus materiales en por lo menos 100 millones de dólares en la segunda mitad del año.

A Caterpillar se le suman empresas como Ford, Honeywell o 3M, por mencionar algunas.

Por su parte, la Reserva Federal sigue en su camino de continuar con la normalización monetaria, es decir, con el alza de su tasa de interés, lo que encare la entrada de capitales extranjeros en Estados Unidos y además puede presionar a algunas empresas.

“Las acciones globales han estado debilitándose claramente por un tiempo y es probable que lo hagan de nuevo a fines del próximo año”, escribió en un reporte Oliver Jones, economista de mercados de Capital Economics.

Agregó que los sectores cíclicos comenzaron a tener un desempeño inferior al de sus pares defensivos en todo el mundo, lo cual refleja las preocupaciones de los inversionistas sobre la perspectiva de crecimiento en Estados Unidos y en particular en China.

Hay indicios de que los inversionistas están comenzando a centrarse en los efectos de una política monetaria más estricta sobre el crecimiento

Oliver Jones.

Una mayor tasa de interés le dará una mayor fortaleza al dólar, lo que puede afectar a algunas empresas. En octubre, el índice dólar ha ganado 1.49% y se ubica en máximos desde junio del 2017, de acuerdo con datos de Bloomberg.

“Si nos enfocamos en las bolsas de Estados Unidos, es el contexto internacional, particularmente el tema comercial, el que va a mantener la presión, porque los aranceles pueden tener efectos en los precios y si esto se materializa será un factor de riesgo”, dijo Zuloaga.

En México, el Índice de Precios y Cotizaciones (IPC), el principal indicador del mercado accionario, también ha sido afectado y acumula una pérdida en pesos de 6.52% en octubre, mientras que en dólares pierde 10.25%

Por su parte, el peso se ha depreciado 3.84% frente a la divisa estadounidense.