Tienda de Walmart

18 de febrero 2020 | 2:40 pm

Walmart reportó ingresos de 141,670 millones de dólares en el último trimestre fiscal de 2019, un alza de 2.1% respecto al mismo periodo de 2018, pero por debajo de los 142,490 millones esperados por analistas, debido a menores ventas de juguetes, vestimenta y videojuegos durante las festividades de fin de año.

“En nuestras tiendas de Estados Unidos, las ventas en Navidad fueron un poco más bajas de las que esperábamos”, dijo este martes Doug McMillon, CEO de la cadena.

Las decepcionantes ventas de Walmart en el trimestre finalizado el 31 de enero lo suman a la lista de minoristas que reportaron una baja demanda en la temporada navideña: Target sufrió una reducción en las ventas de juguetes, mientras que el negocio de ropa para mujer de Kohl’s generó ingresos por debajo de lo esperado por la cadena de almacenes.

En contraste, el gigante del comercio electrónico Amazon reportó ventas trimestrales que superaron las expectativas de Wall Street, gracias a que los usuarios hicieron compras a niveles récord y por un incremento en sus envíos realizados el mismo día de la compra.

La crisis política de Chile desatada en octubre del año pasado, que causó la interrupción de las operaciones de tiendas en la región, también influyó en los resultados trimestrales de Walmart al reducir su ingreso operativo en aproximadamente 110 millones de dólares, señaló la empresa.

El beneficio neto ajustado de la compañía fue de 1.38 dólares por acción, 12.3% más que en el cuarto trimestre fiscal de 2018, pero por debajo de los 1.42 dólares esperados por analistas.

Las ventas en línea subieron 35% en el cuarto trimestre fiscal de 2019 impulsadas por el crecimiento en su segmento de abarrotes en países como México, India y China, pero los costos de transportación impiden que el e-commerce sea un negocio rentable para la compañía.

En su pronóstico para 2020, Walmart estima que las ventas continúen por debajo de lo esperado pues prevé una desaceleración en el crecimiento del e-commerce. 

La compañía indicó que el pronóstico no toma en consideración el impacto del brote de coronavirus, aunque espera una caída de su mercado en China en el primer y segundo trimestres.

Hasta ahora, las ventas en los 430 establecimientos de Walmart en China no se han visto afectadas por el coronavirus, por lo que las tiendas continuarán con sus operaciones en el país. Sin embargo, los ejecutivos de la firma estadounidense aseguran no estar seguros del impacto del brote en sus pronósticos.