24 de febrero 2021 | 11:56 am

Los fondos sostenibles superaron a los fondos de pares tradicionales y redujeron el riesgo de inversión durante el 2020, de acuerdo con el Instituto Morgan Stanley para Inversiones Sostenibles.

En un año de extremos provocados por la pandemia, el 2020 encapsuló los movimientos salvajes del mercado. Comenzó con una fuerte caída en los mercados en marzo pasado, seguida de una recesión global y meses de severa volatilidad del mercado que terminó con mercados en alza.

BlackRock lanza fondo ESG

Los fondos sostenibles, que se centran en factores ambientales, sociales y de gobernanza (ESG por sus siglas en inglés o ASG, en español), tanto en acciones como en bonos, resistieron el año mejor que las carteras tradicionales, según el instituto.

Un análisis de más de 3,000 fondos de inversión y Fondos Cotizados en Bolsa (ETF) de Estados Unidos, muestra que los fondos de renta variable sostenibles superaron a sus fondos pares tradicionales en un rendimiento total medio del 4.3% en 2020. Durante el mismo periodo, los fondos de bonos sostenibles superaron a sus contrapartes de ASG por una rentabilidad total media del 0.9%

dijo Morgan Stanley.

Bill Gates apuesta por inversión sostenible

Mayor horizonte de inversión

En un horizonte de inversión de mayor plazo, los resultados son similares. Para todo el 2019, los fondos de acciones sostenibles superaron a los fondos pares tradicionales en una mediana del 2.8%.

En cualquier año desde 2004 hasta 2018, los retornos totales medios de los fondos sostenibles estuvieron en línea con los de sus contrapartes tradicionales y brindaron más protección contra riesgos a la baja, especialmente durante períodos de mayor volatilidad del mercado, según un informe del Instituto emitido en 2019.

Las inversiones sostenibles han seguido funcionando bien durante 2020, reforzando el valor de la inversión sostenible y disipando aún más el mito de que los inversionistas que incluyen consideraciones de sostenibilidad en sus carteras se enfrentan a una compensación financiera

dice Audrey Choi, directora de sostenibilidad de Morgan Stanley y directora ejecutiva del Instituto de Inversión Sostenible

El auge por la inversión sostenible

A principios de 2020, 1 de cada 3 dólares bajo administración profesional en Estados Unidos, alrededor de 17,100 millones de dólares, empleaba una estrategia de inversión sostenible, un aumento del 42% desde 2018.

En Estados Unidos, aproximadamente la mitad de los inversionistas individuales han adoptado la inversión sostenible, mientras que el 80% de las instituciones propietarias de activos están integrando consideraciones de sostenibilidad en sus procesos de inversión, según los informes de Señales Sostenibles de 2019 y 2020 del Instituto.

Las entradas de fondos de inversión sostenible de Estados Unidos aceleraron en el cuarto trimestre de 2020. Los inversionistas asignaron 20,500 millones de dólares durante los últimos tres meses del año, más del doble del récord trimestral anterior establecido en 2019.