Nicolás Maduro

19 de febrero 2021 | 2:35 pm

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, dijo el viernes que el país debería proponer el suministro de gas natural a México, que este fin de semana experimentó interrupciones en sus suministros desde Texas, aunque los expertos descartaron el plan por considerarlo poco realista.

El gobernador de Texas prohibió esta semana las exportaciones fuera del estado debido a una ola de frío sin precedentes, lo que llevó a México a importar gas natural licuado (GNL) en condiciones de emergencia.

Hay que hablar con nuestros hermanos en México, hay que hablar con el gobierno mexicano porque he visto todo el tema del suministro de gas y el esfuerzo que esta haciendo el presidente (Andrés Manuel) López Obrador para resolverlo. Es una de las metas nuevas que propongo (…) suministrar el gas venezolano a México

dijo Maduro en un acto en la sede en Caracas de la estatal Petróleos de Venezuela.

Maduro no brindó más detalles. Venezuela no cuenta con una planta de licuefacción para convertir el gas natural en GNL, lo que sería necesario para enviar el gas por mar.

Escasez de gas natural pega a industria automotriz

El país, con problemas de liquidez y bajo fuertes sanciones estadounidenses, tendría dificultades para financiar un proyecto de este tipo.

“No hay terminal de licuefacción en Venezuela, ni la habrá en el mediano plazo”, dijo Antero Alvarado, socio gerente de la consultora Gas Energy Latin America, en Venezuela.

AMLO dice que México puede afrontar falta de gas de Texas

Sin gasoducto

El país sudamericano tiene vastas reservas de gas y, en teoría, podría exportar gas a la vecina Trinidad y Tobago, que tiene varias plantas de GNL, pero actualmente no hay un gasoducto que conecte a los dos países.

Durante el discurso, Maduro dijo que había firmado un decreto que extiende una declaración de emergencia energética en la industria petrolera del país por un año más, citando sanciones de Estados Unidos a Petróleos de Venezuela.

El ministro de Petróleo, Tareck El Aissami, dijo durante el evento que la producción de crudo de PDVSA alcanzaría 1.5 millones de barriles por día (bpd) este año. El país sudamericano dijo a la OPEP que produjo 484,000 bpd en enero, menos de la mitad de su promedio de un millón de bpd en 2019.

Llega gas a México

México comenzó este viernes a descargar el primero de al menos cuatro cargamentos de gas natural licuado (GNL) comprados de emergencia para aliviar la escasez de gas y los cortes de energía en el norte.

El buque cisterna Flex Courageous con bandera de Islas Marshall, cargado con GNL estadounidense, atracó en la terminal de Manzanillo, en la costa del Pacífico, según datos de Refinitiv Eikon. Se espera que el tanquero descargue unos 162,850 metros cúbicos que el Gobierno planea suministrar a varias centrales eléctricas.

Un segundo cargamento también procedente de Estados Unidos a bordo del tanquero Seri Balhaf espera descargar unos 151,300 metros cúbicos de GNL en la terminal mexicana en Altamira, en la costa del Golfo, mostraron los datos.

Los cargamentos de GNL llegan mientras Estados Unidos aumenta la exportación de gas natural a México a través de gasoductos, pese a una orden ejecutiva emitida esta semana por parte del gobernador de Texas, Greg Abbott, que prohibió el suministro de gas fuera del estado hasta el domingo.

No está claro qué efecto ha tenido la orden de Abbott sobre el suministro de gas. Al menos un proveedor a México dijo que acataría todas las órdenes estatales relacionadas con la crisis, pero otros parecen haber reanudado exportaciones cuando ha sido posible para cumplir con los contratos.

México tiene poca capacidad para almacenar gas natural pese a que su generación eléctrica depende mayoritariamente de ese combustible. Actualmente tiene 24 contratos activos para comprar gas natural a proveedores estadounidenses, la mayoría de ellos procedentes de Texas, según CFE.

Las exportaciones de gas por ducto de Estados Unidos a México subieron el jueves a 4,900 millones de pies cúbicos al día (mmpcd) desde un mínimo de 13 meses de 3,800 mmpcd el martes. Antes de la profunda helada en el sur de Estados Unidos, las exportaciones a México por ducto llegaron a 5,700 mmpcd, según datos preliminares de Refinitiv Eikon.

Los productores de GNL en Estados Unidos, incluidos los de Texas y Luisiana, también están aumentando su recepción de gas para procesamiento, lo que podría conducir a un alza de las exportaciones.

México ha apelado al uso de GNL, carbón, combustóleo y energía nuclear para impulsar su generación de electricidad y permitir que su industria recupere operatividad. Ensambladoras de automóviles de México también necesitan que se restablezca el suministro de gas natural para reabrir varias plantas paralizadas por la escasez del hidrocarburo.