Petróleo

19 de febrero 2021 | 2:44 pm

El WTI de Estados Unidos cayó este viernes, por segundo día consecutivo, a medida que las empresas de energía de Texas se alistan para reanudar la producción de sus campos de crudo y gas que tuvieron que ser cerrados por una ola de frío.

El contrato de marzo del WTI perdió 2.1%, a 59.24 dólares por barril, y el Brent del Mar del Norte para entrega en abril, 1.6%, a 62.91 dólares, de acuerdo con datos de MarketWatch.

En la semana, el WTI perdió 0.4%, mientras que el Brent ganó 0.8%, luego de que ambos contratos tocaron máximos de un año en días recientes.

El retroceso de los precios hasta ahora parece correctivo y es leve en el contexto de la importante aceleración de los precios de este mes

dijo Jim Ritterbusch, presidente de Ritterbusch and Associates

El clima helado en Texas y en los estados de las planicies estadounidenses suspendió la extracción de hasta cuatro millones de barriles de petróleo por día y de 21,000 millones de pies cúbicos de gas natural, de acuerdo con analistas del mercado.

Las refinerías de Texas detuvieron alrededor de una quinta parte de la capacidad de procesamiento de crudo del país, debido a los cortes de energía eléctrica y a las bajas temperaturas.

Pero el viernes se espera que las empresas de la región alisten el regreso a la actividad tras la reactivación de los suministros de electricidad y agua.

Las temperaturas bajas en Texas también afectaron a las empresas mexicanas. Desde el miércoles, la industria automotriz aplicó paros técnicos ante la escasez de gas natural proveniente de Estados Unidos.

Los precios del crudo caen a pesar de un sorpresivo descenso de los inventarios de petróleo en Estados Unidos durante la semana pasada, antes de que llegara a Texas el frente de mal clima. 

Las existencias petroleras cayeron en 7.3 millones de barriles a 461.8 millones de barriles, su menor nivel desde marzo, reportó la Administración de Información de Energía.

En el frente geopolítico, Estados Unidos está listo para hablar con Irán sobre el regreso de ambas naciones a un acuerdo de 2015 que tiene como objetivo evitar que Teherán adquiera armas nucleares.

Si bien el deshielo de las relaciones puede plantear la posibilidad de revertir las sanciones impuestas por la anterior administración de Donald Trump, los analistas no esperan que las sanciones petroleras iraníes se levanten pronto.

“Este avance aumenta la probabilidad de que veamos a Irán regresar pronto al mercado petrolero, aunque hay mucho que discutir y un nuevo acuerdo no será una copia del acuerdo nuclear de 2015”, dijo el analista de StoneX Kevin Solomon.

Los petroprecios suben más de 15% en el inicio de 2021 gracias a los recortes de producción de Arabia Saudita como parte de un acuerdo de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y sus aliados.

Sin embargo, existen señales de que el grupo conocido como OPEP+ decida incrementar el bombeo durante su próxima reunión de marzo, a medida que el precio del barril se recupera.

Con información de Reuters