Petróleo, hidrocarburos, Pemex

21 de julio 2021 | 5:00 am

Los frenos que el gobierno ha puesto a las comercializadoras para importar gasolina y diésel han propiciado alertas de desabasto de estos productos, ya que la Comisión Reguladora de Energía (CRE) ha cerrado algunas terminales para transportarlo.

 Estamos ante un riesgo de desabasto principalmente en algunas regiones del país derivado del cierre e inmovilización de carro-tanques y pipas que eran trasvasadas en terminales

 comentó Rocío Robles Serrano, socia fundadora de Lobbying México.

La analista atribuye el riesgo de desabasto a cambios de reglas en el sector y áreas grises en la regulación de la Secretaría de Comunicaciones y Transporte (SCT), que se generaron después de la reforma energética.

“Falta supervisión del marco normativo, pero sobre todo la obstrucción que institucionalmente está haciendo este gobierno al desarrollo del mercado y de infraestructura”, destacó.

En el 2020, las importaciones de gasolina para vehículos cayeron 30% anual, lo que contrasta con el aumento del 2017 que fue de 42.6%, según datos del Instituto Nacional de Geografía y Estadística (Inegi).

En el caso de las importaciones de gasóleo y el diésel, la caída fue de 41% anual en el 2020, luego de que en el 2017 crecieron 118%, respecto al 2016.

Algunos estados del norte ya no reciben gasolina y diésel, lo cual se debe a que la Secretaría de Energía (Sener) decidió pedirle a la SCT que solicitara a los concesionarios de vías férreas, es decir a Ferromex y Kansas City Southern de México detalles de los energéticos que trasladan.

Es decir, información de los clientes, volumen, tipo de producto y lugar dónde van a entregar la mercancía.

“Esta información se mandó a la Secretaría de Energía y ahí fue cuando empezaron a diseñar cómo cerrarle la oportunidad a los que estaban importando y trasvasando producto”, mencionó Robles.

 

Desabasto por compras de pánico

Las empresas que no pueden defenderse en la forma que lo solicita la Sener, son clausuradas, sus autotanques quedan inmovilizados y eso hace que haya lugares que se queden sin producto, como sucedió en Hermosillo.

“Todo el producto de los mayoristas queda parado una semana o quince días, lo que genera una restricción a la oferta y propicia alza de precios y que la gente comience a comprar de más, entonces hay desabasto”, aseguró Robles Serrano.

Pemex reconoce sus límites de producción, ante nuevas metas de la OPEP+

El problema lo está generando el gobierno porque se quedó obsoleto el marco regulatorio de la SCT. Entonces, puede haber desabasto porque en la medida que sigan actuando de esta manera, Pemex va a ser el único que va a poder importar, descargar y vender las mercancías, porque es el único que cuenta con toda la cadena logística permisionada, advirtió.

Daniel Salomón, asociado del despacho de abogados González Calvillo, señaló que el cierre de instalaciones estratégicas y trasvase, así como la cancelación de permisos de importación que realizó la Sener hace unos meses van a afectar el abasto en ciertas zonas del país.

La medida de cancelación de permisos de importación, de suspensión de instalaciones estratégicas para la importación de esos productos va a generar un desabasto en todos aquellos competidores de Pemex, que son los privados que importan combustibles para la zona norte del país

mencionó.

Debe existir mayor transparencia en las causales que motivaron a eso, y se deben ofrecer espacios y soluciones expeditas para poder aclarar algunos malentendidos que se puedan tener. Expuso que en los portales del gobierno y de la CRE aún es complicado presentar diligencias por suspensiones.

“Si ahorita te suspenden un permiso o una instalación debería existir un mecanismo expedito para poder solucionarlo”, concluyó.