fbpx

28 de mayo 2019 | 5:00 am

El Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) anunció un incremento de 16% al monto máximo de crédito otorgado a trabajadores con ingresos iguales o menores a 2.8 UMAS, es decir, menos de 7,192 pesos mensuales.

El monto máximo para los derechohabientes será de 390,000 pesos. Sin embargo es insuficiente, pues el precio de la vivienda sigue incrementando incluso en el segmento de interés social.

El precio promedio de una casa a nivel nacional actualmente es de 1,077,235 pesos, de acuerdo con los datos más recientes del Índice de Precios de Vivienda de Sociedad Hipotecaria Federal (SHF). La Ciudad de México, Querétaro, Morelos, Estado de México y Puebla son las que registran valores promedio más altos.

Del inventario existente, alrededor del 25% tiene un precio similar o menor a 438,515, pesos, mientras que el 75% del stock es igual o mayor al 1,168,934 pesos, según los datos de SHF.

“El incremento de precio de la vivienda se ha derivado de una carencia y de falta de oferta cuando hay una demanda tan alta”, explicó Fernando Soto-Hay, fundador de Tu Hipoteca Fácil.

Agregó que hacen falta mecanismos para asegurar el desarrollo de unidades de bajo costo. “Se tienen que generar las condiciones para que se pueda construir la mayor cantidad de hogares en las zonas céntricas. Eso es lo que establece ONU-Hábitat, que la vivienda tiene que estar al centro de las ciudades”.

Mientras que otro punto fundamental es fomentar los cambios estructurales que permitan incrementar los ingresos y la capacidad de pago de los derechohabientes.

Es un primer paso acertado. Si bien es cierto que parece insuficiente, tenemos que entender que al final del día el crédito hipotecario depende de nuestra capacidad de pago y eso está vinculado a nuestros ingresos. Tenemos que ir incorporando el crecimiento de la economía, para que estén más holgados y sean más solventes los derechohabientes .

Fernando Soto-Hay, fundador de Tu Hipoteca Fácil.

En el mismo sentido, Enrique Méndez Dávalos, nuevo presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de Vivienda (Canadevi), señaló que este incremento “si contribuye en los rangos salariales de 1.7 a 2.8 a alcanzar el monto para una vivienda promedio”.

Riesgos y resultados

Durante la conferencia de prensa en la que el Infonavit anunció el incremento, el director Carlos Martínez destacó que el incremento del monto será dinámico. Es decir, que aquellos con menores ingresos serían mayormente beneficiados con el incremento, para no generar carga adicional al resto de los derechohabientes y no limitar el desempeño de sus ahorros.

De acuerdo con cifras del Informe anual de actividades del instituto, el 13.3% de los y las trabajadores perciben con menos de dos UMAS.

Pese a esto, Soto-Hay no considera que exista un riesgo o una carga financiera extra para el Infonavit: “el riesgo está en darle crédito a personas que tengan un mal historial crediticio. En el Infonavit tienen la política de que todo el que cotiza tiene derecho a crédito y eso puede ser un error”. Hasta marzo de este año, la dependencia ha reportado 5.71% de cartera vencida.

El especialista considera que, derivado del incremento al monto, se podrá observar una mayor solicitud de créditos, aunque no necesariamente de colocación de vivienda, porque considera que no existe suficiente.

El Instituto tiene identificadas 24,118 viviendas de interés social terminadas y 67,671 unidades en desarrollo, las cuales podrían ser entregadas en los próximos seis meses en cuanto tengan habitabilidad, aclaró Enrique Méndez Dávalos.