antorcha campesina

20 de noviembre 2019 | 5:00 am

Este miércoles,alrededor de 16,000 agremiados del Movimiento Antorchista Nacional, mejor conocido como Antorcha Campesina, reforzarán el plantón que mantienen desde hace una semana fuera de la Cámara de Diputados para exigir que cesen los recortes al campo y se aumente la inversión en infraestructura en las comunidades donde tienen presencia.

El grupo exige recursos por 3,800 millones de pesos para la realización de 1,567 obras en las comunidades marginadas del país y rechaza la entrega de apoyos directos a los beneficiarios de programas sociales, puesto que “no son eficientes” y generan más rezago.

“Desde que entró el gobierno de Andrés Manuel López Obrador se canceló el Ramo 23. De ahí se tomaban recursos para vivienda, construcción de avenidas, pavimentación, electrificación y drenaje, entonces cuando desapareció todo quedó en el aire. En muchas comunidades no se han hecho obras”, dijo en entrevista Miguel Ángel Cacique, vocero del grupo.

El Ramo General 23 – conocido por muchos como “el ramo de los moches” – es un instrumento de política presupuestaria que permite al gobierno federal hacer frente a recursos que no corresponden al gasto directo de dependencias y entidades.

A través de algunos fondos, este apartado gubernamental transfería recursos a gobiernos locales para realizar diversas obras públicas que, en ocasiones, no llegaban a concretarse o que servían de plataforma política para munícipes, gobernadores y legisladores.

Con la entrada del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, los recursos destinados a este rubro presupuestal se redujeron casi 80% comparado con 2018 y la cantidad de programas y fondos que contemplaba se acotaron a tres: el Fondo Regional, el Fondo Metropolitano y el Fondo para la Accesibilidad en el Transporte Público para las Personas con Discapacidad.

La reducción al Ramo 23 ha presionado financieramente a municipios y a varios estados, de acuerdo con un estudio realizado por el Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP) publicado en junio.

No más subsidios al campo

La principal exigencia de Antorcha Campesina es que no se recorte presupuesto al campo mexicano. Sin embargo, los legisladores han hecho ‘oídos sordos’ a sus peticiones.

Este martes, diputados de Morena anunciaron el fin de los subsidios a la industria agroalimentaria y la creación de Finagro, una Sociedad Nacional de Crédito que dará financiamiento y fusionará los fondos para el campo Financiera Federal, Agroasemex, Firco y otros dos fideicomisos.

Mario Delgado, líder de la bancada, rechazó ofrecer subsidios y apoyos a través de líderes sociales, en una clara alusión a Antorcha Campesina.

De acuerdo con estimaciones de legisladores, el Movimiento Antorchista Nacional llegó a controlar cada año 4,000 millones de pesos del Presupuesto de Egresos. El presidente Andrés Manuel López Obrador ha señalado a esta organización como una de las indebidamente beneficiadas con la gestión de recursos públicos.

La agrupación rechaza estos señalamientos.

“A través de nuestros voceros le hemos dicho que no queremos recursos directamente, que no somos intermediarios, queremos que el gobierno haga las obras directamente”, señaló Cacique.

Antorcha Campesina tiene 15 carpas apostadas en los accesos de Sán Lázaro, con un contingente de 10,000 personas que esperan duplicar este miércoles.

La mayor parte de los asistentes al plantón provienen del Estado de México y de la Ciudad de México, dijo el movimiento, que asegura que no realizará bloqueos.

Cercanía con el PRI

El Movimiento Antorchista Nacional fue fundado por el poblano Córdova Morán en 1974 con el objetivo de ayudar a los campesinos mexicanos. Desde 1988, está adherido al Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Algunos de sus dirigentes y fundadores han obtenido cargos públicos por parte de esa fuerza política, como Frine Soraya y Hersilia Onfalia Adamina Córdova Morán, hermanas del líder del Movimiento Antorchista que fueron diputadas federales de 2012 a 2015 y de 2015 a 2018, respectivamente.

La cercanía de la agrupación con el PRI, sobre todo en el Estado de México, ha quedado de manifiesto en varios procesos electorales. Por ejemplo, en 2017, Aquiles Córdoba Morán anunció el respaldo de su movimiento al candidato priísta en la entidad, Alfredo del Mazo Maza.

Antorcha Campesina tiene más de 300,000 agremiados en la entidad.

En 2018, el candidato del PRI a la presidencia del país, José Antonio Meade, pidió en un evento en Ixtapaluca – al que asistió Córdova Morán – que se frenara a su entonces competidor Andrés Manuel López Obrador.

Sin embargo, la organización podría ‘independizarse’ del Revolucionario Institucional en los próximos meses, al menos en la entidad que la vio nacer en 1974.

Movimiento Antorcha Campesina inició trámites para convertirse en un partido estatal en Puebla y contender en las elecciones locales de 2021, en el que se renovarán alcaldías y el legislativo local, dijo el grupo en un evento a principios de noviembre.