fbpx

29 de enero 2019 | 7:31 pm

Pfizer, la farmacéutica estadounidense, anunció este martes objetivos financieros decepcionantes para 2019 tras haber cerrado en números rojos el cuarto trimestre del año pasado.

Los resultados financieros fueron atribuidos por la compañía a la competencia de medicamentos genéricos y a la fortaleza del dólar.

El volumen de negocios progresó 2.1% a 53,650 millones de dólares el año pasado, pero para 2019 se prevé entre 52,000 y 54,000 millones, cifra inferior a los 54,360 millones esperados por los analistas financieros.

La compañía explicó en un comunicado que su pesimismo se debe a las presiones políticas a las que se ve sometida por bajar los precios y por la pérdida de patentes, lo que podría reducir las ventas en 2,600 millones de dólares durante este año.  

El fabricante de Viagra indicó, por ejemplo, que las ventas del analgésico Lyrica, cuya exclusividad acaba de perder en Europa, van a caer.

Contagiando el mal

La farmacéutica irlandesa, Allergan, pronosticó el martes ingresos por debajo de las expectativas de 2019 para algunos de sus principales medicamentos debido a una “competencia inminente”.

La compañía anunció también que abandonó los planes para vender su división de salud para mujeres.

En el cuarto trimestre, la compañía registró cargos por deterioro antes de impuestos de 5,400 millones de euros, incluida una cancelación de buena voluntad relacionada con la unidad antiinfecciosa y un cargo por ventas inferiores a las esperadas de su tratamiento de doble mentón Kybella, que compró con una prima del 24% en 2015.

Las acciones del fabricante de Botox cayeron 8.55% a 145.12 dólares luego del reporte.

Allergan advirtió que las ganancias se verán perjudicadas una vez que los genéricos de Restasis lleguen al mercado, luego que una oferta para proteger las patentes de esa droga haya alcanzado el control regulatorio. Una vez que un medicamento comienza a enfrentar la competencia de varias versiones genéricas, puede perder rápidamente más de 80% de las ventas.

Las ventas de Restasis, el segundo medicamento más importante de la compañía, cayeron 17.7%, mientras que las ventas de Botox, el producto más vendido de la farmacéutica, aumentaron 9.4%.

Allergan dijo el año pasado que estaba duplicando su inversión en gastos de publicidad directa al consumidor y reforzando su fuerza de ventas, mientras compañías como Revance Therapeutics y Evolus compiten por ganar cuota de mercado con tratamientos rivales para Botox.

Allergan ganó 4.29 dólares por acción en el cuarto trimestre, superando las expectativas de los analistas de 4.15, según los datos de Refinitiv.

La compañía, que autorizó un nuevo programa de recompra de acciones por 2,000 millones, expresó que los ingresos netos cayeron 5.7% o 4,100 millones de dólares.

Allergan pronosticó un ingreso de entre 15,000 millones y 15,300 millones de dólares en 2019, en comparación con las estimaciones de los analistas que se ubicaron en 15,400 millones de dólares.