fbpx

Pool CEO

29 de enero 2019 | 7:52 pm

Con 317 votos a favor y 301 en contra, el parlamento británico aprobó negociar “otras alternativas” para no reinstaurar una frontera dura en la isla de Irlanda en el caso de tener que salir de la Unión Europea sin un acuerdo.

Los miembros del parlamento británico votaron este martes el ‘plan B’ de la primera ministra, Theresa May, luego de haber rechazado el plan original en repetidas ocasiones.

May buscará ahora que Bruselas modifique el punto más controvertido del acuerdo de Brexit para intentar que sea aceptado por el parlamento del Reino Unido.

“El gobierno redoblará ahora sus esfuerzos para obtener un acuerdo”, afirmó la Primera Ministro tras obtener el apoyo de una mayoría de los diputados para que reabra la negociación con la Unión Europea.

Theresa May intentará ahora que Bruselas acceda a renegociar el denominado “backstop”, a pesar de que la Unión Europea ha rechazado modificar el Acuerdo de Retirada y se niega a suprimirlo.

De acuerdo con el diario británico Financial Times, si esto resultara imposible, buscaría un período de transición que dure hasta 2021 para para renegociar con la UE bajo los términos de la Organización Mundial del Comercio, un escenario de “no acuerdo”.

“Los críticos dicen que es improbable que la UE junte el respaldo o acuerde una transición de varios años sin un acuerdo con Brexit. Sin embargo, May describió la iniciativa como ‘una propuesta seria con la que estamos comprometidos con sinceridad y de manera positiva’”, escribió el medio especializado.

La primera ministra agregó que intentaría renegociar un nuevo acuerdo con la UE antes del 13 de febrero, fecha que el FT califica como optimista, dada su determinación de reabrir el texto.

Sin embargo, May comentó que si no tuviera un acuerdo para entonces, el parlamento tendría otra oportunidad de votar para el 14 de febrero. Tal voto le daría una oportunidad a los parlamentarios proeuropeos más adelante en el proceso para tratar de detener un posible Brexit sin acuerdo.