fbpx
Monedas, dinero

30 de enero 2019 | 9:06 am

Durante todo el 2018, el PIB se incrementó 2% frente al 2017, de acuerdo con cifras preliminares del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) publicadas este miércoles.

En 2017, la economía de México creció 2.1%.

El Producto Interno Bruto creció 1.8% en el cuarto trimestre contra el mismo periodo del año anterior, una desaceleración respecto a los dos trimestres previos. El mercado esperaba un crecimiento anual de por lo menos 2% en el periodo octubre-diciembre.

Analistas como Credit Rating Agency habían pronosticado una fuerte desaceleración del PIB en el cuarto trimestre, especialmente por el impacto del retroceso de la producción industrial, así como una desaceleración para el cierre de 2018.

“No es una sorpresa que la economía se haya desacelerado en el cuarto trimestre (…) La principal razón del ciclo desaceleratorio está en que el gobierno saliente cierra la llave del presupuesto en la segunda mitad de su sexto año”, dijo Alfredo Coutiño, analista de la firma Moody’s Analytics.

Respecto al tercer trimestre del 2018, la economía de México creció 0.3% en el periodo octubre-diciembre.

“Las estimaciones oportunas proporcionadas (…) podrían cambiar respecto a las cifras generadas para el PIB trimestral tradicional, las cuales se publicarán el próximo 25 de febrero de 2019”, destacó Inegi.

El Gobierno de Andrés Manuel López Obrador estima que este año la economía crecería 2.3% y previó un crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) entre 1.5 y 2.5% para este año.

Durante el cuarto trimestre, las actividades primarias crecieron 1.9%, mientras que las terciarias -que representan el motor más grande de la economía en México- subieron 0.8%.

Las actividades secundarias disminuyeron 1.1%, frente al mismo trimestre de 2017 en el que descendieron solo 0.6%.

Durante casi todo 2018, la economía mexicana lidió con la incertidumbre generada por la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) con Canadá y Estados Unidos y por las elecciones presidenciales.

Medidas anunciadas por el mandatario desde antes de asumir el cargo, el 1 de diciembre, y algunas iniciativas legislativas presentadas por su partido Morena generaron volatilidad en el peso y la bolsa especialmente en el último trimestre del año.

“Todo esto cobró un costo en la actividad económica de finales del 2018 y aún lo seguirá cobrando en al menos la primera mitad del 2019”, dijo Coutiño, quien prevé que este año la economía se desacelerará aún más que en 2018 por el efecto de la transición política y del primer año de gobierno.

Con información de Reuters