26 de mayo 2020 | 2:51 pm

Los mexicanos han acelerado su demanda por dinero en efectivo en medio de la parálisis económica que se ha implementado para disminuir el ritmo de contagios del nuevo coronavirus.

La base monetaria (billetes y monedas en circulación y depósitos bancarios en cuenta corriente en Banco de México) aumentó en 5,005 millones de pesos, para alcanzar un saldo de 1.839 billones de pesos al cierre de la semana pasada, lo que implicó una variación anual de 17.8% anual, de acuerdo con el úlitmo reporte sobre el estado de cuenta del banco central.

La cifra alcanzada al 22 de mayo representó un incremento de 278,509 millones de pesos respecto a la misma fecha del año anterior. Desde finales de marzo, la base monetaria ha presentado alzas semanales de dos dígitos.

“El crecimiento de la base monetaria se ha incrementado debido en parte a factores asociados a las medidas sanitarias implementadas en el país, que habrían aumentado la demanda de efectivo por parte del público como medio de pago”, dijo Banxico en el reporte.

Las cifras de Banco de México muestran que, los billetes y monedas en circulación sumaron 1.838 billones de pesos, la mayor cantidad desde que se tiene registro. Mientras que los depósitos en cuenta corriente del Banco sumaron 760 millones pesos, lo que representó una caída semanal de 3,475 millones.

Lo anterior porque pese a que en la semana las reservas internacionales aumentaron 250 millones de dólares, la variación nominal de la reserva internacional en pesos fue de -212,105 millones lo que reflejó el efecto de una menor valuación del saldo de esta reserva como resultado de la apreciación del peso frente a las distintas divisas que integran la reserva internacional.

En una entrevista previa, Alfredo Coutiño, director general de Moody’s Analytics para América Latina, comentó que la paralización de la economía ha hecho que tanto usuarios individuales como las empresas demanden más efectivo, debido a la incertidumbre a perder el empleo o la quiebra, por lo que deciden optar por contar con más liquidez.

Adicionalmente, uno  de los factores detrás de la base monetaria son las reservas internacionales, que vieron una revaluación muy importante en los primeros cuatro meses del año, debido a la depreciación cambiaria, que hizo que su monto aumentara en pesos.