18 de febrero 2020 | 5:00 am

En el Congreso de la Unión se discute el futuro del esquema de la subcontratación en México y hay dos propuestas; una la promueve el senador y líder minero, Napoleón Gómez Urrutia, y otra que encabeza la secretaria del Trabajo, Luisa María Alcalde.

En medio de ambas propuestas, el Instituto Nacional del Fondo de Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) se ha sumado a la discusión y lo hace desde la posición de la funcionaria.

Estamos trabajando directamente con la Secretaría del Trabajo y estamos analizando las distintas propuestas, pero seguiremos curso de la discusión ahora en la Cámara de Diputados. Se tiene que ir analizando el tema para que nosotros podamos hacer las auditorías fiscales y por lo tanto imponer sanciones ,

dijo Carlos Martínez a EL CEO en conferencia de prensa

El directivo dijo que entre las prácticas comunes de la subcontratación ilegal destacan la intermitencia de la aportación patronal a la subcuenta de vivienda, el tener registrados a los trabajadores con menor salario del que perciben a fin de que la aportación sea menor, así como constantes cambios en la empresa emisora de la nómina, o contratante, con lo cual el trabajador no genera antigüedad.

En ese sentido, lo que han identificado es que del 1,025,000 empresas registradas en el Infonavit, el 14% no cumple con sus aportaciones patronales. Esa evasión fiscal asciende a 21,000 millones de pesos, según las estimaciones de la Secretaría del Trabajo.

El Infonavit añadió que hay cinco millones de trabajadores que se encuentran en rotación constante, aunque no se ha determinado con certeza que todos estén bajo subcontratación.

El Instituto también participó en la primera mesa de trabajo del Parlamento abierto en materia de subcontratación, en donde destacó situaciones de desprotección social que han proliferado con las prácticas de subcontratación ilegal, situaciones como que los trabajadores tardan más tiempo en poder acceder a una vivienda, pasan más tiempo pagándola y están en mayor riesgo de no poder conservarla.

En el Infonavit, una persona cuyo salario está bien registrado con un cuota de contribución bien pagada y que tiene un crédito con nosotros, tarda un promedio de 14 años en pagar, pero cuando hay outsourcing las estrategias agresivas de registro de salarios afectan la contribución y la amortización de estos créditos, estos créditos o caen en impago o se acaba pagando a lo largo de 26 o 27 años

dijo en sesión Ernesto Vela Treviño, subdirector General de Planeación y Finanzas del Infonavit.

Además, si el tiempo promedio para poder tramitar un crédito en el instituto es de dos años de haber cotizado de manera ininterrumpida, la subcontratación hace que en promedio estos trabajadores logren consolidar su crédito en seis años, es decir, cuatro años más.

“Se da una destrucción de valor para la personas, primero en ingreso que no va recibir a la hora de la salida por la pensión, en patrimonio que no van a lograr acumular porque no va tener acceso a una vivienda y si llega a tener acceso un a vivienda, ese patrimonio se puede destruir por que no la va poder pagar, va entrar en cartera vencida y entonces toda su dinámica de protección social se ve afectada” dijo Ernesto Vela, subdirector general de Planeación y Finanzas del Infonavit.

Algunos especialistas consideran que este modo de contratación es una necesidad en el mundo moderno por razones tecnológicas, económicas y administrativas, pese a ello, “el Estado no debe permitir la precarización de las condiciones laborales” dijo Alfonso Bouzas, especialista de la Universidad Nacional Autónoma de México en temas laborales.

Por su parte el Infonavit destaca que podrían fiscalizar las aportaciones que hacen los patrones y las amortizaciones de crédito, sin embargo solicita una colaboración más estrecha entre los diferentes organismos de seguridad social, así como con el Sistema de Administración Tributaria y con la Unidad de Inteligencia Financiera.

Con información de Alejandro Juárez