green_getty

24 de enero 2020 | 5:00 am

Grin, una de las empresas de arrendamiento de monopatines habilitada para dar servicio de micromovilidad en la Ciudad de México anunció la suspensión temporal de su servicio.

“Debido a ajustes a nivel operacional, por el momento no habrá patines en la calle. Lamentamos los inconvenientes que esto pueda causar, estaremos de regreso pronto” informaron a través de su cuenta de Twitter.

EL CEO consultó a la Secretaría de Movilidad de la Ciudad de México (Semovi) sobre si se establecería alguna clase de sanción a la empresa por suspender el servicio, sin embargo declararon que la empresa dio aviso a la dependencia, semanas atrás, aunque no fueron revelados los motivos.

Quienes se mantienen en incertidumbre son los usuarios, pues la empresa no ha detallado las razones de la suspensión, por lo cual, respondieron con interrogantes sobre el estatus del saldo en su membresía. La respuesta que han obtenido es que realizarán ajustes.

“Estamos haciendo ajustes a nivel operacional, lamentamos los inconvenientes que esto te pueda causar. Estaremos de regreso pronto y o anunciaremos por nuestras redes y con respecto si tu contrataste el Servicio Prime no te preocupes, ya lo tenemos contemplado y se realizará un ajuste” respondieron vía mensaje al usuario Raúl Reyes.

Reyes utiliza la plataforma dos veces al día desde octubre del 2019, cuando descargó la aplicación la cual ha presentado fallas constantemente.

Lamentablemente funcionó de manera correcta solamente durante dos semanas, después de eso mi cuenta quedaba bloqueada por un error en su sistema, de tal forma que no podía hacer uso de los patines hasta que desbloquearan mi cuenta (normalmente en una o dos horas tras levantar la queja). Esto paso 2 o 3 veces en un periodo de 2 semanas , dijo Raúl Reyes.

La empresa respondió a EL CEO que daría un posicionamiento sobre la situación durante la última semana de enero. Sobre la fecha estimada de su regreso, solo agregaron que sería “pronto”.

Se repliega por segunda ocasión

Grin consiguió en julio del 2019 el permiso de Seduvi para operar en la Ciudad de México, en conjunto con la empresa Bird con 1,750 unidades y 1,500 unidades respectivamente. Aunque poco después de obtener la licencia tuvo que suspender operaciones.

En ese momento la razón fue la inseguridad, pues se vieron afectados por el robo de sus monopatines. Una semana antes de decir detener el servicio observaron un incremento en el robo pues fueron sustraídos 20% de los patines que tenían permitido tener en la calle.

Algunos internautas informaron sobre el paradero de equipos que se vendían a través de internet, y después de 20 días regresaron a dar servicio de manera gradual.