CNBV dice no a las fintech que ofrecen su licencia a terceros que no solicitaron autorización

21 de diciembre 2020 | 5:00 am

Nota del editor: Este texto fue actualizado a las 14:40 horas

La Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) publicó un comunicado el pasado 4 de diembre donde invita a usuarios a no realizar operaciones o contratar servicios financieros con personas distintas a las fintech autorizadas. Esta involucra no solo sus API, sino sus licencias a terceros que no solicitaron o no están en proceso de obtener la autorización ante el regulador.

Se delinea muy bien la postura de la CNBV y es una postura razonable. Lo que nos dice es que a mi no me importa que agarres una marca, yo te estoy autorizando a ti empresa y eres la única autorizada que puede prestar estos servicios

 Juan Luis Hernández, socio y fundador del despacho Novus Concilium

La CNBV aclaró que solo están legalmente autorizadas para ostentarse como entidades financieras aquellas que están en proceso de autorización para operar como Institución de Financiamiento Colectivo o de Fondos de Pago Electrónico que venían operando antes del 10 de marzo de 2018 y solicitaron su autorización a más tardar el 25 de septiembre de 2019.

Hernández comentó que la CNBV va a buscar que no pueda haber ese tipo de subcontrataciones, que es lo que aplica al modelo FaaS o Fintech As A Service: una Institución Financiera de Tecnología que tenga autorización para prestar servicios a terceros que no la tienen. Esto incluye a neobancos, tarjetas o cuentas.

“Siguiendo la línea del aviso y de las acciones recomendadas al público, podemos vislumbrar que este tipo de servicios no podrán ser prestados una vez obtenida la autorización correspondiente”, publicó Legal Paradox, despacho especializado en fintech, en su blog.

¿Qué pasará con las fintech que operan bajo el modelo FaaS? De acuerdo con Hernández, las fintech que operan bajo el octavo transitorio y que están en proceso de autorización pueden prestar servicios durante ese proceso hasta que tengan una respuesta de la autoridad. 

Mientras que para los terceros que están subcontrato en servicio de FaaS, desde ahorita, están expuestas a responsabilidad legal sin importar que pase con el octavo transitorio porque no las cubre a ellas, sino solo a quien presentó la autorización. 

Ten en cuenta que las autorizaciones otorgadas a entidades financieras son intransferibles, ninguna ley financiera autoriza a ceder, rentar, prestar o de cualquier forma compartir su licencia o autorización, por lo que no puede usarse una licencia por un tercero para ofrecer, promover o prestar servicios financieros de forma directa (sin ser comisionista o representante legal)

 dice el comunicado publicado por la CNBV

Para las fintech que decidieron optar por utilizar la infraestructura regulatoria de un tercero en proceso de autorización para continuar operando, de acuerdo con Legal Paradox, deberán cerrar operaciones; suspender operaciones e iniciar su proceso de autorización; vender o renta de su plataforma a entidades que estén en el proceso de autorización o la obtengan; o cambiar su modelo de negocio para convertirse en simples generadores de leads.

Carlos Valderrama, socio y fundador de Legal Paradox, comentó a EL CEO que en caso de continuar realizando operaciones reservadas a las ITF sin tener la autorización correspondiente se exponen a fuertes multas e incluso la posible comisión de delitos financieros.

“Es una señal y las personas que están en la industria tomarán decisiones con base en este comunicado. Esas decisiones se deben tomar con cautela. Pocas se aventaron a solicitar la autorización y digo pocas en relación con el universo de empresas que existen. Si bien 85 son bastantes, pero en comparación con el universo son pocas las que decidieron ir por este camino”, dijo Hernández. 

Al 25 de septiembre de 2019, se presentaron 85 solicitudes de autorización para operar una Institución de Tecnología Financiera y de estas 74 entidades ya estaban operando previo a la emisión.

Actualmente NVIO en la única autorizada por la CNBV y empezará operaciones a inicios de 2021. 

Sin embargo, Valderrama comentó que sería deseable que el regulador financiero pondere la posibilidad de emitir una regulación específica para el FaaS.

Con la cual se pueda reflejar la tendencia internacional cuidando al mismo tiempo los riesgos que el modelo pueda generar. México ya es un referente mundial en fintech, en definitiva no nos podemos quedar atrás en el área Faas

 Carlos Valderrama

FaaS como movimiento de tendencia mundial, de acuerdo con Valderrama, generó tres beneficios principales: la automatización del proceso de préstamos; el análisis simplificado de documentos; y  al reducción de costo y tiempo en todo el proceso de onboarding y apertura de cuenta.