fbpx
Apple, Goldman Sachs

6 de agosto 2019 | 10:40 am

Apple lanzó su tarjeta de crédito virtual este martes, trabajando con el banco Goldman Sachs en el nuevo complemento de iPhone que puede ayudar a la compañía a diversificarse de las ventas de dispositivos y construir el nuevo negocio de consumo del banco de Wall Street.

La tecnológica anunció la tarjeta en marzo, con el objetivo de atraer a los propietarios de iPhone al ofrecer una tarjeta con 2% de reembolso en efectivo en compras con el servicio Apple Pay, sin comisiones, con una aplicación para administrar las finanzas relacionadas y un enfoque en la privacidad de los datos.

Para Goldman Sachs, el banco emisor, la tarjeta se basa en una incursión en su marca de banca de consumo Marcus, que comenzó en 2015.

Apple dijo que un número limitado de consumidores que expresaron interés en la tarjeta comenzarán a recibir invitaciones de registro el martes.

La tarjeta está diseñada para funcionar con el iPhone: los usuarios se registran para la tarjeta y pueden comenzar a usarla de inmediato, si se aprueba, a través de la aplicación Apple Wallet y el sistema Apple Pay.

Apple ofrece una opción para una tarjeta física hecha de titanio, pero no tiene un número visible. En cambio, el número de la tarjeta se almacena en un chip seguro dentro del iPhone, que genera números virtuales para compras en línea o por teléfono que requieren un número.

Apple se ha centrado en la privacidad, diciendo que la información de compra se almacena en el iPhone del usuario y que no puede ver la información. Goldman Sachs no podrá utilizar datos con fines de marketing, ni siquiera para vender otros productos de su mismo banco.

El socio gerente de Loup Ventures y un observador de Apple desde hace mucho tiempo, Gene Munster, dijo que la adopción de Apple Card probablemente sea baja en el primer año, pero que Apple Card podría generar alrededor de 1,400 millones de dólares de ingresos de alto margen para 2023.

Esto agregaría aproximadamente 1.8% a las ganancias generales de Apple y complementaría el negocio mucho más grande de Apple Pay de ingresos por pagos totales que se estima llegue a 5,380 millones de dólares para 2023. Apple tiene aproximadamente 50 millones de usuarios de Apple Pay en Estados Unidos actualmente.

Pero dado el tamaño de Apple (265,600 millones de dólares en ventas para el año fiscal 2018), los ingresos importan menos que el efecto de mantener a los clientes de Apple atados a su marca, dijo el analista de Creative Strategies, Ben Bajarin.

“Si funciona, es una cosa más que hace que te mantengas profundamente leal y arraigado en el ecosistema de Apple, incluso si surge algo mejor”, dijo.

Con información de Reuters