7 de enero 2020 | 9:07 am

Luisa María Alcalde, titular de la Secretaría de Trabajo y Previsión Social (STPS), aseguró que Manuel Limón no está al frente del sindicato petrolero.

Durante la conferencia matutina de este martes, la secretaria de Trabajo aclaró que Manuel Limón, mano derecha del exlíder sindical Carlos Romero Deschamps, no es el secretario general del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana como lo informó ayer el diario Reforma. 

Explicó que desde el 9 de diciembre de 2019 que el sindicato notificó la renuncia de Romero Deschamps, el puesto sigue vacante.

De acuerdo con Alcalde, Limón Hernández es secretario de Interior, Actas y Acuerdos.

Dijo que el sindicato tiene que regular su situación legal para convocar el proceso a elección de secretario con base en los nuevos estatutos emanados de las reformas a la Ley Federal del Trabajo realizadas en abril de 2019.

La Secretaría de Trabajo y de la Secretaría de Gobernación (Segob) verificarán que la convocatoria a las elecciones, así como los comicios mismos, se realicen este año.

Estatus de la implementación de la Reforma Laboral

La secretaria destacó la eliminación de las Juntas de Conciliación y Arbitraje para crear en su lugar los Tribunales Laborales, que a su vez dependerán del Poder Judicial.

Respecto al sector sindical, aseguró que éste tendrá que modificar sus estatutos para garantizar el voto libre, personal, directo y secreto de trabajadores para elegir a sus dirigentes.

Asimismo, se creará el Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral para registrar todos los sindicatos y depósitos de contratos colectivos que existan en el país, así como para la verificación de procedimientos electorales en el sector.

Para ello, durante el 2020 cuenta con un presupuesto de 1,400 millones 941 mil 439 pesos.

Presupuesto STPS

Por último, detalló que el plan de implementación contempla tres etapas.

La primera que tendrá que estar lista en octubre de 2020 contempla a Baja California, Chiapas, Durango, Estado de México, Guanajuato, Hidalgo, San Luis Potosí, Tabasco, Tlaxcala, Zacatecas.

La segunda fase estará terminada en octubre de 2021 y considera a Aguascalientes, Baja California Sur, Campeche, Colima, Guerrero, Michoacán, Morelos, Oaxaca, Quintana Roo, Sinaloa y Yucatán.

La última etapa de implementación se espera en mayo de 2022 en los estados de Chihuahua, Ciudad de México, Coahuila, Jalisco, Nayarit, Nuevo León, Puebla, Querétaro, Sonora, Tamaulipas y Veracruz.