18 de agosto 2022 | 11:04 am

Advertisement

Hoy en día, el enfoque que se le ha dado a la educación va más allá de los paradigmas establecidos. Ahora, para poder hablar de una formación enriquecedora, resulta crucial mencionar cómo este proceso ha debido evolucionar en consonancia de las propias necesidades de una sociedad que busca apegarse a las demandas de un entorno cada vez más competitivo. 

Bajo esta perspectiva, un significativo número de instituciones dedicadas a la educación superior, como la Escuela Bancaria y Comercial, están apostando por reformular sus modelos de enseñanza con el fin de ofrecer herramientas de calidad a toda persona cuyos planes de vida requieran de una preparación más completa y avanzada, ya sea para incursionar en una organización o para alcanzar mejores oportunidades laborales. 

Por su parte, el mundo de los negocios también está transformando la manera en que se desarrolla debido a la fuerte influencia que la globalización ha ejercido sobre él. Esto se traduce en la necesidad de encontrar nuevo talento que cumpla con los requerimientos que dicho contexto exige, es decir, personas con conocimientos integrales y competencias adecuadas para aportar al progreso empresarial. 

La ruta hacia el ascenso 

En respuesta a tales condiciones es como han cobrado relevancia las llamadas licenciaturas ejecutivas, programas pensados para ayudar a los profesionales a destacar, así como a mantener su estatus en el campo laboral. 

Los interesados en estudiar esta modalidad son individuos con diferentes perfiles, por un lado están aquellos que, por circunstancias variadas, se vieron orillados a priorizar la elección de un trabajo antes que la vida académica y, por otro, se hallan aquellos que ya cuentan con una licenciatura, pero han optado por seguirse superando a través de una segunda que les dé la posibilidad de hacer un uso eficiente de sus tiempos, al respecto Miguel Muñoz, experto de la Licenciatura Ejecutiva en Programación y Transformación Digital de la EBC, señala: “En algunos casos, mucho de los que los motiva para estar en una licenciatura ejecutiva es tener una proyección, lograr algo más: subir o cambiar de puesto”.

Es así como las Licenciaturas Ejecutivas ofertadas por la escuela se presentan como una clara alternativa gracias a la flexibilidad tanto de sus horarios como la cantidad de materias que se pueden cursar durante el periodo, siendo dos el número recomendado para alcanzar los objetivos deseados; la duración de los programas que permite conseguir un título profesional en menos de tres años y las tres distintas modalidades para poder tomar clases: en línea, presencial o EBC MAC 2.0.

A lo anterior, se suma la estructura de los planes de estudio con “contenidos tan actualizados que, cuando salgas al ámbito laboral, no te vas a ver sorprendido porque tú también lo estarás […] Estas licenciaturas están perfectamente pensadas conforme a los tiempos, las necesidades y requerimientos actuales”, según comenta Germán Vega Laing, Líder de la Licenciatura Ejecutiva en Contabilidad y Finanzas de la EBC. 

Aunado a la creación estratégica de los mapas curriculares se encuentra la aplicabilidad inmediata de los conocimientos adquiridos, pues los alumnos, aun sin haber concluido sus estudios, pueden poner en práctica los instrumentos proporcionados dentro de las aulas, a lo que añade la Líder de la Licenciatura en Administración y Comercialización, Karina Alfonzo, “lo que los alumnos están aprendiendo en el salón de clases lo están aplicando directamente […] son situaciones que a ellos les pasan todos los días. Incluso tienen la gran ventaja de que en las clases pueden ir revisando algunas situaciones que se les presenten en su área de trabajo”.

Reconocimiento que impulsa

Por último, la ganancia adicional de estas licenciaturas se localiza en sus certificados con valor curricular, mismos que se pueden obtener tras haber aprobado ciertos bloques de asignaturas. Esto, en términos concretos, es un elemento que cumple dos funciones fundamentales: ayudar al estudiante a escalar en la compañía donde labora, o bien, potenciar sus cualidades con el fin de abrirse paso en el medio profesional y sobresalir de entre los demás candidatos.

En palabras de Samantha Arcos Reinah, Líder de la Licenciatura Ejecutiva en Negocios de la EBC: “Los beneficios de los certificados están en el reconocimiento que puedes tener por parte de la Institución y eso te va a sustentar en el trabajo, pues tú ya eres apto para llevar a cabo ese tipo de actividades. Tienes el perfil o los conocimientos necesarios para ese puesto”. 

Un distintivo que, sin duda, hace de la empleabilidad y expectativas laborales dos metas mucho más asequibles mediante la orientación a la alta dirección, autogestión y dedicación del egresado, así como el respaldo de una institución cuyos principios son guía para llevar la excelencia tanto a nivel personal como profesional. 

De este modo, la Escuela Bancaria y Comercial mantiene su compromiso por seguir inspirando, a través de una formación especializada en negocios, a una sociedad deseosa por participar en los cambios que la comunidad requiere.

Si quieres conocer más acerca de la EBC y su oferta educativa, entra a ebc.mx