fbpx

13 de agosto 2019 | 5:00 am

AT&T, Telcel y Telefónica no solo tienen en común estar entre los principales oferentes de telefonía móvil en México, sino también el haber enfrentado a la Procuraduría federal del consumidor (Profeco) en distintas acciones colectivas emprendidas con la finalidad de proteger a los usuarios en contra de empresas que vulneraron sus derechos.

Y si bien la Profeco ganó en diferentes momentos acciones colectivas en favor del usuario que derivaron en acuerdos con Telcel, y recientemente con Telefónica, no ha sido el caso con AT&T.

Sin acuerdo

Despúes de 6 años, la Procuraduría ganó en mayo pasado una acción colectiva emprendida contra la extinta Nextel por cobros indebidos a sus clientes de los años 2012, 2013 y 2014, una indemnización que corresponde saldar a AT&T, quien desde abril de 2015 concretó la compra de Nextel, por lo que se convirtió formalmente en el dueño.

Sin embargo, aunque la sentencia dicta que AT&T debe pagar daños y perjuicios a poco más de 3.8 millones de clientes afectados, más 20% como indemnización y 9% de interés legal anual, no todos recibirán este beneficio.

Tras el dictamen, la Profeco tuvo reuniones de acercamiento con el operador de origen estadounidense con el objetivo de pactar un acuerdo para beneficiar a todos los afectados, sin embargo, no lograron llegar a ningún acuerdo pues, según una fuente cercana al caso que pidió el anonimato, la empresa no consideró adecuada la solicitud de la Procuraduría.

El objetivo era que AT&T estableciera una medida para que, en general, a todos los consumidores que se vieron afectados se les otorgara un beneficio, sin embargo, para el operador no resultó viable

comentó la fuente consultada a EL CEO. 

Tras ser consultada al respecto, AT&T respondió a este medio que “la empresa está comprometida a cumplir con lo dictado por la sentencia, y se ha atendido toda reclamación siguiendo los términos establecidos en cada una de las resoluciones correspondientes”.

En ese sentido, la fuente con conocimiento del caso comentó que, aunque ciertamente la empresa está cumpliendo con la sentencia, que podría beneficiar a los poco más de 3.8 millones de clientes con lo que Nextel contaba en 2012, tienen hasta el próximo 27 de septiembre para reclamar el pago por estas afectaciones.

Y, para poder hacerlo, los clientes tienen que comprobar ante AT&T que fueron clientes de Nextel en esos años lo que, en opinión de la fuente consultada por EL CEO, resulta casi imposible dada la poca probabilidad de que dichos usuarios conserven sus facturas, lo que habría resultado innecesario de haber logrado un acuerdo con la autoridad.

Por su parte, el operador de telefonía móvil recordó que los juicios iniciaron mucho antes de que la compañía entrara al mercado, como parte de un conjunto de acciones colectivas presentadas contra todas las compañías de telefonía móvil en México, incluida Nextel.

Pese a ello, AT&T asegura que desde su llegada a México, su objetivo principal ha sido mejorar la experiencia en telefonía móvil de los consumidores mexicanos.

Telefónica, otra historia

A diferencia de su rival de más reciente entrada, Telefónica sí aceptó un acuerdo con la Profeco tras perder la acción colectiva, con la voluntad de compensar a todos los afectados en su momento y de evitar publicidad negativa.

Este convenio, de acuerdo con una fuente cercana al proceso, se va a entregar en breve a un juez, por lo que, si resulta favorable para los consumidores, será público en breve.

El operador de telefonía móvil de origen español declinó hacer comentarios a EL CEO al respecto.

Slim paga

De acuerdo con la Profeco, la empresa controlada por Carlos Slim pagó 309.6 millones de pesos por fallas en el servicio que benefició a 14.8 millones de clientes del operador de telefonía móvil.

En el caso de Telmex, que también tuvo quejas, se benefició a 62 usuarios, y aunque no se determinó el monto de compensación, se eliminó el cobro indebido de privacidad y 040.