23 de septiembre 2021 | 5:00 am

El cierre de las licitaciones públicas para que las empresas privadas participen en la exploración y extracción de petróleo impedirán que México obtenga regalías útiles para construir la transición energética.

La Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) realizó desde diciembre del 2014 y hasta julio del 2017, 13 licitaciones para que Petróleos Mexicanos (Pemex) trabajara con los privados, pero es probable que ya no se realicen en lo que resta del sexenio, según fuentes de esta Comisión.

Desde que llegó esta nueva administración, la Secretaría de Energía, que es la encargada de definir la política energética del país decidió no realizar más licitaciones (…) han querido que Pemex tome un papel dominante en las actividades de exploración y producción

dijo una fuente de la CNH.

El problema es que esa decisión daña al país, porque México podría recibir regalías de privados para construir la transición energética, es decir, migrar gradualmente del uso de energías fósiles a tecnología limpia que elimine emisiones de efecto invernadero.

El país podría recibir regalías de privados y esas regalías podrían ayudarnos a construir la transición energética

dijo Rosanety Barrios, analista del sector energético.

Sin las licitaciones el gobierno está impidiendo al país hacerse de recursos en el menor tiempo posible, especialmente en un momento en donde la humanidad está buscando cómo dejar de usar hidrocarburos, agregó.

Las reservas están desaprovechadas

México tiene reservas en el subsuelo que quizá nunca se aprovechen, porque el gobierno de Andrés Manuel López Obrador busca que Pemex llegue a ellas por cuenta propia, pese a que su capacidad para lograrlo es insuficiente y requiere de los privados.

A octubre del 2019, los recursos prospectivos estimados para México eran de 112.9 miles de millones de barriles de petróleo crudo equivalente, según el último dato disponible de la CNH.

De ellos, 68% no estaban asignados, 20% sí lo estaban y solo 12% se habían considerado en contratos con las empresas.

La CNH define a los recursos prospectivos como el volumen de hidrocarburos estimado a una fecha determinada, que aún no ha sido descubierto pero se infiere que existe con base en la información disponible.

Estas reservas se estiman potencialmente recuperables mediante proyectos de exploración y desarrollo, indica un documento de la CNH.

Arturo Carranza, analista del sector energético, comentó que las metas de producción que las empresas privadas se establecieron a partir de los contratos de exploración y producción que obtuvieron mediante las rondas petroleras 1, 2 y 3  están por debajo del nivel estimado inicialmente.