fbpx

9 de septiembre 2019 | 5:00 am

Por segundo mes consecutivo, más de 50% de la muestra del S&P/BMV IPC, el principal índice accionario de la Bolsa Mexicana de Valores, sufrió recortes por parte de los analistas.

18 de las 35 emisoras (51%) que integran al IPC recibió recortes en sus precios objetivo a 12 meses, entre inicios de agosto al 6 septiembre. Entre julio y agosto, 53% de la muestra había tenido bajas en los estimados de los analistas encuestados por Bloomberg.

Cemex (-25.6%), Peñoles (-15.4%), Alfa (-7.69%), Alsea (-5.9%) y Grupo Financiero Banorte (-5%) fueron las compañías que recibieron los recortes más profundos por parte de los analistas entre agosto y septiembre.

Cemex, dedicada a fabricar materiales de construcción como cemento, ha sido la emisora más castigada. De noviembre de 2018 a la fecha, la mediana de precio objetivo ha caído en 51% al pasar de 16.25 a 8 pesos por acción.

Un factor interno de México que presiona a la baja a buena parte del mercado accionario mexicano -y en especial a Cemex- son las bajas expectativas de crecimiento.

De acuerdo con la última encuesta Citibanamex de expectativas, los analistas bajaron los pronósticos de crecimiento para el país este año a 0.5% desde 0.6%. Para 2020, los encuestados también redujeron los estimados del crecimiento del PIB a 1.3% desde 1.4% previo.

Otros puntos de presión sobre el mercado en general responden a la próxima ratificación del T-MEC y cómo es recibido el Paquete Económico del 2020 que se presentó este domingo 8 de septiembre, donde prevalecen dudas sobre capacidad de reactivación económica, publicó Carlos Ponce, socio Fundador de SNX, Constructores de Patrimonio.

Las bajas expectativas en las emisoras merman los pronósticos del índice en su conjunto. El consenso de 11 casas de Bolsa, realizado por Reuters, arroja una mediana de 45,500 puntos para finales de año, un ajuste de 4% respecto a la estimación previa.

De cumplirse los estimados del IPC para cierre de 2019, el rendimiento del índice sería de 6.54% desde su cierre del viernes 6 de septiembre (42,707.66 unidades). La potencial alza es menor a lo que paga un Cete a 28 días de 7.81%, de acuerdo con datos de Banco de México.

Un Cete es considerado como uno de los activos más seguros al momento de invertir y que ha sido uno de los refugios favoritos de los inversionistas, ya que paga rendimientos atractivos.

Mientras el IPC fue recortado, el Bovespa, principal índice accionario brasileño, recibió una revisión al alza de 2.7% en la mediana. Para 2020, las expectativas se revisaron a 4.0%, de acuerdo con un análisis de Grupo Financiero Monex.