fbpx

9 de septiembre 2019 | 5:00 am

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público propuso un presupuesto de 1,095 millones de pesos para CFE Telecomunicaciones e Internet para Todos en 2020, de acuerdo con el proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación 2020 presentado este domingo a la Cámara de Diputados.

En la propuesta se detalla la asignación de 95 millones de pesos bajo el concepto de ‘Servicios de infraestructura aplicada a las telecomunicaciones’, mientras que 1,000 millones de pesos están designados a ‘Programas de adquisiciones’.

Los criterios generales del proyecto del presupuesto señalan que, en el caso de CFE, el presupuesto aumenta 1.4% en términos reales, en tanto que los recursos que se aprueben permitirán fortalecer los trabajos para la generación y distribución de energía eléctrica, a un menor costo y bajo estándares de calidad, con pleno respeto al medio ambiente.

Asimismo, CFE incursionará en el negocio de las telecomunicaciones a través del programa Internet para Todos

se precisa en los criterios generales de la propuesta. 

Menos presupuesto para Salma Jalife

La asignación de esta partida contrasta con la reducción aplicada a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) para 2020, que se reflejó principalmente en el menor presupuesto de los principales proyectos de infraestructura de la administración, y también en la contracción en la propuesta para la Subsecretaría de Comunicaciones y Desarrollo Tecnológico.

El monto propuesto para 2020 para la división de la SCT, a cargo de Salma Jalife, supone una reducción de 30.1% respecto a la propuesta de 2019, de acuerdo con el proyecto presentado, pues se plantea que ejerza 79 millones 991 mil 493 pesos el año entrante, de los casi 115 millones propuestos para este año.

CFE Telecomunicaciones, la historia

La nueva empresa, subsidiaria de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), fue creada el 2 de agosto con el objetivo de proveer acceso a internet, sin fines de lucro, a la población que no cuenta con ese servicio.

Tres días después, la Dirección General de la CFE solicitó al Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) el otorgamiento de una concesión única de uso público, la cual le fue otorgada casi un mes después con una vigencia de 30 años con posibilidad de ser prorrogada.

Ya con la concesión otorgada, la subsidiaria de CFE podrá comenzar obras en octubre próximo, según adelantó el presidente Andrés Manuel López Obrador hace unas semanas.

La concesión otorgada a CFE Telecomunicaciones señala que el acceso a internet que brindará el concesionario de manera gratuita será para satisfacer la necesidad de conectividad de los sitios públicos, al que podrá conectarse la población en general a través de puntos de acceso.

Estos sitios públicos son aquellos que se encuentren a cargo de dependencias o entidades federales, estatales o municipales, o ya sea bajo programas públicos de cualquiera de las tres órdenes de gobierno.

Entre éstos se consideran en general escuelas, universidades e inmuebles destinados a la educación; clínicas, hospitales, centros de salud e inmuebles dedicados a ese fin y oficinas de distintos órdenes de gobierno.

Además se consideran centros comunitarios, espacios abiertos como plazas, centros deportivos y áreas de uso público para la población.

Al ser una concesión única de uso público, CFE Telecomunicaciones e Internet para Todos permitirá la competencia, a fin de que empresas interesadas puedan eventualmente participar, pues el Estado no va a ser competencia con quien quiera llevar los servicios a donde no los hay.

La empresa no puede proveer servicios en ‘localidades con conectividad’, que contemplan aquellas que prestan servicio de acceso a internet fijo al hogar, en aquellas en cuya ubicación geográfica la cobertura de 3G o más esté garantizada y en aquellas zonas en donde se presten servicios de internet vía satélite en general.