Pérdidas del petróleo

20 de septiembre 2021 | 2:50 pm

Los precios del petróleo cerraron con caídas este lunes, extendiendo sus pérdidas del viernes, tras el fortalecimiento del dólar ante una mayor aversión al riesgo en los mercados de valores por la crisis de Evergrande.

El contrato de octubre de WTI de Estados Unidos bajó 2.25% a 70.35 dólares; mientras que el petróleo de Brent del Mar del Norte para entrega en noviembre cerró con pérdidas del 0.08%, a 73.98 dólares por barril, de acuerdo con datos de MarketWatch

Ambos referenciales cerraron con ganancias semanales el pasado viernes, con un aumento de 3.2% para el WTI y 3.3% para el Brent, para cotizar en máximos de siete semanas.

Las preocupaciones sobre el posible colapso del gigante inmobiliario chino Evergrande arrastraron a los mercados financieros mundiales y alimentaron la fortaleza del dólar estadounidense, lo cual provocó una mayor aversión al riesgo.

“El dólar comenzó la semana con el pie delantero, cotizando a su nivel más alto durante tres semanas, ya que los inversores temen las consecuencias de la situación en desarrollo en China, donde Evergrande, una de las empresas constructoras más grandes del país, corre el riesgo de incumplir con los pagos de la deuda, lo que desencadena un brote de aversión al riesgo en los mercados financieros e impulsa la demanda del dólar de refugio seguro ”, dijo Ricardo Evangelista, analista senior de ActivTrades a MarketWatch.

Le puede interesar: Evergrande impactará economías, pero no será otra crisis como 2008-2009

El billete verde también se fortaleció ante la reunión de la  Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) el próximo 21 y 22 de septiembre en la que los operadores están alertas al plan de la Fed para que sienten las bases para la reducción de estímulos mensuales.

El petróleo ganó fuerza en semanas previas ante el corte en la producción estadounidense en el Golfo de México por dos huracanes recientes, pero el bombeo se ha recuperado gradualmente y al viernes solo 23% de la producción estaba detenida.

La Oficina de Seguridad y Cumplimiento Ambiental estimó que el 18.2% de la producción de crudo del Golfo, equivalente a alrededor de 331.078 barriles diarios, permanecieron cerrados, junto con el 26.8% de la producción de gas natural.

En tanto, los operadores continúan monitoreando la crisis energética en Europa en medio de conversaciones sobre el cambio del gas al petróleo.

Durante el invierno, se espera que la demanda de diesel se expanda en Asia, mientras que el uso de petróleo para generar energía en Estados Unidos, podría aumentar. 

Los precios de los combustibles utilizados en la calefacción, como el gas licuado de petróleo, se han disparado a máximos de varios años.

En tanto, Irak espera que en el primer trimestre del próximo año, los precios del petróleo estén alrededor de 70 dólares el barril, con el mercado mantenido en equilibrio por los aumentos de la oferta de la Organización de Países Exportadores de Petróleo y sus aliados (OPEP+) y la demanda que continúa recuperándose de la pandemia.