Acciones freepik

3 de octubre 2020 | 5:00 am

Las bajas tasas de interés, la debilidad del dólar y la búsqueda de activos de refugio son los factores que respaldan el avance de materias primas como la plata y oro, en lo que va del año.

Acciones o ETF, ¿qué conviene más para un portafolio de inversión?

De los 15 principales Fondos Cotizados en Bolsa (ETFs) de acciones, materias primas y bonos, la plata, (SLV), las tecnológicas (QQQ) y el oro (GLD) son los de mayor en lo que va del año. Al 2 de octubre, llegan a alcanzar rendimientos acumulados de 32.67%.

Los Fondos Cotizados en Bolsa (ETF) son instrumentos que tienen características de un fondo de inversión y de una acción. De los fondos de inversión retoman la diversificación y de la acción, la liquidez, gracias a que cotizan en bolsas de valores.

Dólar débil

De marzo a la fecha, el índice DXY, que mide el desempeño del dólar frente a seis divisas referenciales (euro, libra esterlina, yen, dólar canadiense, corona sueca y franco suizo) pasó de 103.24 a 93.81 unidades.

Lo anterior derivado de los recortes que hizo la Reserva Federal en las tasas de interés, hasta ubicarlas en un rango mínimo histórico de 0 a 0.25% y un ambicioso programa de estímulos como compras de bonos del Tesoro y corporativos.

Al igual que la Fed, gran parte de los bancos centrales empezaron a recortar sus tasas interés. En el caso mexicano, Banco de México recortó su tasa de interés, los últimos 12 meses, 400 puntos base, de 8.25 a 4.25%.

Junto con las bajas tasas de interés, la incertidumbre y volatilidad por el impacto que generó el COVID-19 y, próximamente, por las elecciones presidenciales en Estados Unidos hacen que los inversionistas opten por activos de refugio, como el oro y, en menor medida, la plata.

Este viernes, Trump fue ingresado a hospital militar tras dar positivo a COVID-19 

Un activo de refugio sirve para hacer frente a la incertidumbre que pesa en el mercado. Una característica de esta clase de instrumentos es su estabilidad a lo largo del tiempo.

La selección

En la parte de las acciones, los ETF más líquidos y que fueron considerados para este ejercicio fueron los que replican al índice S&P 500 (SPY), el Promedio Industrial Dow Jones (DIA), el Nasdaq 100 (QQQ), el S&P/BMV IPC (NAFTRAC) y el ETF VT, compuesto por una muestra de poco más de 8,000 empresas alrededor del mundo.

De materias primas se consideraron los ETF de oro (GLD), plata (SLV), paladio (PALL), petróleo estadounidense (USO) y el GSG, que tiene un muestra de 14 materias primas distintas.

En renta fija, se tomaron ETFs que replican bonos de empresas de Estados Unidos con grado de inversión (LQD), sin grado de inversión o alto rendimiento (HYG), bonos del Tesoro de corto plazo (SHV), bonos de países emergentes (EMB) y el BNDX, compuesto por poco más de 5,800 bonos soberanos con grado de inversión denominados en distintas monedas al dólar.