Petróleo

30 de julio 2020 | 2:35 pm

Los precios del petróleo cayeron este jueves, tras la publicación de datos que mostraron una contracción del Producto Interno Bruto (PIB) de Estados Unidos y luego de la propuesta de Donald Trump de aplazar las elecciones.

El contrato de septiembre del WTI de Estados Unidos bajó 3.3%, a 39.92 dólares por barril, y el crudo Brent del Mar del Norte perdió 1.9%, a 42.94 dólares, de acuerdo con datos de MarketWatch.

Ambos contratos referenciales recortaron sus pérdidas previas de la sesión, después de caer más 5% en las operaciones.

En una muestra del impacto del COVID-19 en la economía, el PIB de Estados Unidos se contrajo 32.9% en el segundo trimestre del año, su mayor caída en la historia.

En su cuenta de Twitter, Trump se refirió a la posibilidad de aplazar la elección presidencial de noviembre pese a que la fecha está fija en la Constitución, lo que provocó la venta de activos de riesgo en el mercado.

Las pérdidas de este jueves ensombrecieron datos positivos de la Administración de Información de Energía (EIA, por sus siglas en inglés) que mostraron la mayor caída semanal de los inventarios de crudo de Estados Unidos desde diciembre.

El mercado se mantiene atento a un aumento de contagios de coronavirus. A escala mundial, el número de casos supera 17 millones, con un saldo de más de 668,000 defunciones, según cifras de la Universidad Johns Hopkins.

Las muertes por COVID-19 superaron las 150,000 en Estados Unidos el miércoles, mientras que Brasil, el segundo país más afectado por el brote, marcó nuevos récords diarios de casos confirmados y fallecidos. Las nuevas infecciones también marcaron un récord en Australia.

“El reciente resurgimiento del coronavirus es una señal preocupante de que el alza estará limitada en el futuro inmediato”, dijo Tamas Varga de la correduría de petróleo PVM.

El potencial impacto en el repunte de la demanda se da en momentos en que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y sus aliados, un grupo conocido como OPEP+, elevarán su producción en agosto y sumarán 1.5 millones de barriles por día al suministro global.

En abril, la OPEP+ acordó recortar su producción en 9.7 millones de barriles diarios, en medio de una estrepitosa caída de los petroprecios ante las afectaciones de la pandemia y la guerra de los precios entre Rusia y Arabia Saudita.

“La reducción de las restricciones al suministro de la OPEP+ combinada con el retorno de parte de la producción estadounidense puede poner a prueba la resistencia de la confianza del mercado en las próximas semanas”, dijo Stephen Innes, estratega jefe de mercado global de AxiCorp.

Arabia Saudita, el mayor productor de crudo del mundo, reducirá sus precios oficiales a compradores asiáticos, de acuerdo con Bloomberg. Esto incrementa las preocupaciones sobre un exceso de oferta en los próximos meses.

La petrolera europea Royal Shell reportó una pérdida de 18,100 millones de dólares en el segundo semestre de 2020. La compañía advirtió que, debido a la incertidumbre que existe sobre la crisis sanitaria, es imposible estimar la dirección que tomarán los precios durante los próximos meses.

Con información de Reuters