fbpx

8 de abril 2019 | 5:00 am

Las amenazas de Donald Trump, presidente de Estados Unidos, no han sido suficientes para frenar la apreciación del peso mexicano frente al dólar.

Las últimas advertencias que Trump lanzó contra México fueron cerrar la frontera e imponer aranceles a automóviles, pero otros factores determinaron el rumbo de la moneda mexicana.

El reporte de empleo de Estados Unidos mostró la creación de 196,000 plazas durante marzo, suficientes para superar las expectativas del mercado (180,000) y disipar, al menos de momento, las dudas respecto a que la economía más importante del mundo y principal socio comercial de México se está desacelerando.

El peso se apreció 0.45% frente al dólar y así el tipo de cambio interbancario se ubicó en 19.0800 pesos por dólar. En lo que va del año, y entre las monedas emergentes, el peso tiene el cuarto mejor desempeño (3.07%)

“Consideramos que la nómina no agrícola (de Estados Unidos) de marzo manda una señal positiva. Además, se cumplen 102 meses consecutivos de creación de empleos, la racha más prolongada desde que se compila la estadística, y la tasa de desempleo se ubica en niveles mínimos desde 1960”, publicó Grupo Financiero Monex en un reporte.

La debilidad del dólar ha sido clave para que el peso –y buena parte de las monedas del mundo– se aprecien. Un punto en contra del dólar fue la decisión de la Reserva Federal (Fed) de frenar el alza de tasas para lo que queda del año.

Incluso el mercado estima que la Fed recorte su tasa de interés este diciembre, de acuerdo con datos de CME FedWatch, herramienta que mide probabilidades de movimientos en las tasas de Estados Unidos.

Desde el punto de vista técnico el dólar se puede seguir debilitando las próximas jornadas. El índice DXY –que mide el comportamiento del dólar frente a una canasta de monedas– manifiesta señales de agotamiento y no se descarta una sana toma de utilidades, dijo Víctor Cortes, subdirector de Análisis Técnico de Banorte, en un análisis.

 

Expectativas, el próximo rival a vencer

Las expectativas que tienen los analistas sobre el peso es que no podrá sostener su cotización actual (cercana a los 19 pesos por dólar) y terminará por depreciarse.

De acuerdo con el consenso de analistas consultados por Bloomberg, la moneda mexicana se depreciará alrededor de 2.17% (desde sus niveles actuales) para cerrar el cuarto trimestre del año, en promedio, en 19.63 pesos por dólar.

Entre las monedas de los países emergentes, solo la lira turca, el peso argentino y el rublo ruso se depreciarán más que el peso en lo que resta del año.

La Secretaría de Hacienda es más positiva que los analistas sobre el rumbo del peso. De acuerdo con los Pre-Criterios de Política Económica 2020, el tipo de cambio promedio en 2019 es de 19.50, en lugar de los 20 pesos por dólar estimado en los Criterios de Política Económica 2019.

De las 66 jornadas de este año, 95% de ellas (63) el tipo de cambio se ha ubicado por debajo de los 19.50 pesos por dólar.