Dólares físicos o tracs

30 de marzo 2020 | 5:00 am

Nota del editor: Este artículo es meramente informativo y no representa ninguna recomendación de inversión.

La semana pasada, el peso mexicano se cotizó en el peor nivel de su historia frente al dólar. Al menos existen dos maneras de beneficiarse de esta clase de eventos: con dólares físicos y con instrumentos bursátiles. El perfil del inversionista y el plazo de la inversión serán importantes para determinar qué conviene más.

El 23 de marzo, el tipo de cambio interbancario cerró en 25.1350 pesos por dólar, de acuerdo con datos de Banco de México, con lo que en el año la moneda mexicana ha perdido 33%. Pero quien compró dólares a finales del año pasado acumuló un rendimiento de doble dígito en apenas tres meses.

Dólares físicos

En ventanillas bancarias, el tipo de cambio alcanzó la semana pasada niveles de venta de hasta 25.50 pesos por dólar, pero los niveles de compra oscilaban desde 20 hasta 24 pesos por billete verde. El diferencial entre compra y venta es la primera barrera a la que se enfrenta una persona que tiene dólares físicos.

Otras limitantes de tener dólares físicos son: que no todas las instituciones bancarias compran o venden dólares y las que sí hacen esta clase de operaciones ponen restricciones, como tener una cuenta con ellos, además, los billetes deben estar en perfecto estado y hay un límite de compra o venta.

Deberías leer: ¿Por qué se derrumban los mercados y cómo afecta a los mexicanos?

Mientras que las casas de cambio suelen castigar más la compra de dólares, es decir, darán menos pesos por cada dólar que uno lleva.

Aunque generalmente, quien compra dólares físicos tiene un corte de inversionista patrimonial, es decir, adquiere dólares para usarlos en un viaje o quedárselos muchos años.

Por ejemplo, quien compró dólares hace 10 años -a finales de marzo de 2010- lo hizo con un tipo de cambio de 12.57 pesos por dólar y hoy tiene un rendimiento nominal aproximado de 94%.

Tener dólares físicos o instrumentos financieros, dependerá mucho de la necesidad de quien invierte en el activo. Siendo francos, yo invertiría en el activo en especie, compraría dólares y los mantendría

dijo Luis Vázquez, analista de Monex.

Una ventaja que comprar billetes verdes físicos es que cualquiera lo puede hacer sin necesidad de contratar una plataforma bursátil o tener un gasto extra, como contratar un asesor financiero. El único gasto que tendrá es el precio del dólar en ese momento.

De manera implícita, hacerse de dólares es un método de diversificación de ahorro e inversión de una persona.

Los instrumentos financieros

En México existen dos Fondos Cotizados en Bolsa que replican la cotización del peso contra el dólar: Peso Trac y Dólar Trac.

Para especular que el peso avanzará frente al dólar los inversionistas compran el Peso Trac, y cuando prevén que el peso retrocederá, adquieren el Dólar Trac. Al ser instrumentos financieros, es necesario tener una cuenta en alguna plataforma para comprar y vender acciones o tener un contrato con una Casa de Bolsa.

Deberías leer: El club de acciones mexicanas que cuestan menos de 5 pesos se hace más grande

Entre los temas a considerar es que ambos TRACs no son tan bursátiles como deberían, por lo que entre compra y venta -o viceversa- no será tan preciso como uno quisiera y llega a existir una  diferencia respecto a la variación real del tipo de cambio, comentó Amín Vera, director de análisis económico de Black WallStreet Capital. Ambos puntos pueden castigar la operación.

En el caso del Dólar Trac, si uno lo hace líquido, no pagarán dólares. La ganancia o pérdida será en pesos, por lo que, si uno tiene un viaje programado y necesita dólares físicos, forzosamente tendrá que comprarlos en un banco o casa de cambio.

Estos instrumentos son alternativas para aprovechar la liquidez de tu portafolio y beneficiarse de la variación cambiaria al estar replicando el movimiento. Si quiero dólares, compro Dólar Trac; si quiero pesos, compro Peso Trac

dijo Adrián Bermudez, inversionista.

Como un punto extra, el Peso Trac distribuye un pequeño rendimiento adicional correspondiente a la tasa de interés de depósitos. “A la hora de la hora termina siendo poco más de la mitad de lo que da un CETE”, dijo Vera.

Comprar dólares físicos o el Peso o el Dólar Trac dependerá de las necesidades que tenga el inversionista.