precio del cobre

8 de diciembre 2020 | 5:00 am

El cobre, metal industrial por excelencia, tiene perspectivas positivas para 2021 y uno de los principales beneficiados puede ser Grupo México, empresa con alta exposición al ‘metal rojo’.

La pandemia de COVID-19 y su impacto económico puso presión sobre buena parte de los activos del mercado, uno de ellos, los metales industriales. En marzo, cuando el virus pasó a ser un problema mundial, los futuros del metal cayeron 12.25 a 2.25 dólares por libra.

Al 7 de diciembre, el precio del cobre escala 55.80% a 3.51 dólares por libra, desde finales de marzo, de acuerdo con datos de Investing.com.

¿Quieres un portafolio como el de Warren Buffett?

Las perspectivas positivas para las energías renovables y los vehículos eléctricos, las noticias alentadoras sobre la vacuna COVID-19 y la rápida expansión de las tasas de utilización de las fábricas de China dieron un impulso al metal rojo

dijo S&P Dow Jones Indices, en un análisis.

Formas de replicar al cobre

Un Fondo Cotizado en Bolsa (ETF) que replica los precios del cobre es ‘CPER’. De finales de marzo, a este lunes, sube 56.93% a 21.75 dólares.

Un ETF tiene propiedades de un fondo de inversión, porque permite diversificación instantánea, y de una acción, gracias a que está listada en una bolsa de valores.

Acciones o ETF, qué conviene más para mi portafolio de inversión

Otra forma de tener exposición al cobre es a través de acciones de mineras como Grupo México, donde la familia Larrea, es la principal accionista. Al 30 de septiembre, 82.4% de los ingresos provino de cobre. Las ventas consolidadas, solo en el tercer trimestre del año, fueron de 2,834 millones de dólares.

Las acciones de Grupo México, del empresario Germán Larrea, acumulan un alza de 80.54% de finales de marzo al 7 de diciembre, que cerraron en 78.97 pesos.

Junto con el optimismo de la reactivación y la llegada masiva de vacunas contra el COVID-19, existe un impulso extra sobre el cobre y metales industriales: precios atractivos.

Los principales índices y acciones de Estados Unidos se encuentran cerca de máximos históricos, mientras el rendimiento de los bonos cotiza cerca de mínimos históricos. En cambio, el cobre se ubica 27% por debajo de su máximo histórico de febrero del 2011, de 4.48 dólares por libra.

Se espera que continúe el crecimiento sostenido de la demanda de cobre, ya que el cobre es esencial para la actividad económica y más para la sociedad tecnológica moderna. El desarrollo de la infraestructura en los principales países como China e India y la tendencia mundial hacia una energía más limpia continuarán respaldando la demanda de cobre

dijo el Grupo Internacional de Estudio sobre el Cobre (ICSG, por sus siglas en inglés), en un análisis.