ADR inversiones

29 de enero 2021 | 5:00 am

El desempeño positivo que tienen las acciones de Cemex en México se refleja en los Recibos de Depósito Americanos (ADR, por sus siglas en inglés) que cotizan en Estados Unidos y la perspectiva de la emisora es alentadora.

Cemex encabeza los desempeños de los ADR mexicanos con mayor volumen de operación. En lo que va del año, los títulos  suben 17.41%, seguidos de Kimberly Clark y Walmex, con alzas de 7.34 y 6.11%, respectivamente.

En la Bolsa Mexicana de Valores, las acciones de Cemex suben 17.92%, en lo que va del 2021.

La diferencia que existe entre el rendimiento de las acciones en el mercado local y en Estados Unidos responde a un tema de tipo de cambio. Cuando el peso se aprecia contra el dólar, afecta el alza de los ADRs y viceversa, cuando el peso cede terreno, beneficia a los ADR. Si la diferencia llega a ser amplia, puede ser un tema de arbitraje que pueden aprovechar los inversionistas.

ADRs, motivo de disputa entre China y Estados Unidos

A detalle

Los ADR son paquetes de acciones no estadounidenses que se negocian en ese país. Una de las ventajas de dichos instrumentos es que permiten a la empresa tener más liquidez y exposición a inversionistas de Estados Unidos, de acuerdo con Cipactli Jiménez, cofundador de snowball.mx, ecosistema de inversión.

El área de análisis de Barclays elevó a siete dólares el precio objetivo de los ADR de Cemex. Si la estimación se cumple, los papeles de la compañía mexicana pueden aumentar 15% los próximos meses.

Los ADR de Cemex cerraron el jueves en 6.07 dólares.

Monitor de reportes de la Bolsa Mexicana de Valores

Cemex continúa beneficiándose de la sólida demanda de sus productos principales, y creemos que 2021 será un año de crecimiento gracias a un mayor estímulo fiscal y cierta recuperación relativa, año contra año, en los mercados que enfrentaron confinamientos más estrictos (por la pandemia del COVID-19) en el segundo trimestre del 2020

dijo Barclays en un análisis.

94 años de historia

El concepto de ADR data de 1927, con la llegada de Selfridges, cadena de grandes almacenes del Reino Unido, al mercado estadounidense, y si bien ha perdido cierta vigencia cuenta con algunas bondades.

Una de las mayores bondades es que permite a la empresa tener liquidez en mercados internacionales, aunque hoy con la inmersión digital que hay, se puede comprar desde la mayoría de las plataformas acciones de todo el mundo, de acuerdo con Édgar Arenas, gerente de Estrategia e Inversión de CI Banco.

Además, quien tiene ADRs recibe dividendos en dólares, pueden comprarse por inversionistas en otros países y permite que especulen sobre valores en sus mercados de origen una vez que cerró, de acuerdo con Rankia.

Una de las limitantes que existe es que un inversionista mexicano no puede adquirir ADRs de compañías mexicanas a menos que tenga una cuenta para comprar y vender acciones en Estados Unidos.

Lo anterior es sencillo porque hay plataformas que operan en Estados Unidos y tienen alianzas con bancos del país, por lo que es posible ser fondeadas desde México, son pesos.