fbpx

13 de junio 2019 | 4:03 pm

El avance de las acciones energéticas ayudó este jueves a que los principales índices de Wall Street rompieran una racha de dos días de caídas, mientras que la expectativa sobre un recorte en la tasa de interés también generaba optimismo entre los inversores.

El Promedio Industrial Dow Jones subió 0.39% a 26,106.77 unidades, mientras que el S&P 500 ganó 0.41% a 2,891.78 puntos y el Nasdaq creció 0.57% a 7,837.13 unidades.

Los precios del crudo subieron hasta 4%, un día después de alcanzar mínimos de cinco meses, tras un ataque a dos petroleros en el Golfo de Omán, cerca de Irán y el Estrecho de Hormuz, a través del cual pasa una quinta parte del consumo mundial de petróleo.

El índice de energía del S&P subió 1.25%, el mayor avance entre los 11 sectores principales. Las acciones las petroleras Exxon Mobil y Chevron ganaron cerca de 1%.

“Hay una correlación positiva entre los mercados bursátiles y los precios del petróleo, que es el catalizador del día”, dijo Scott Brown, economista jefe de Raymond James en St. Petersburg, Florida.

La Bolsa Mexicana de Valores descendió después de cuatro jornadas consecutivas de ganancias, que llevaron a su principal índice a tocar en la víspera su mejor nivel desde principios de mayo.

El Índice de Precios y Cotizaciones bajó 0.72%, a 43,483.2 unidades. En las cuatro sesiones previas, la bolsa acumuló una ganancia del 1.51%.

El Índice de la Bolsa Institucional de Valores perdió 0.72%, para terminar en 886.92 puntos.

Peso avanza por señales de desaceleración en EU

El peso tuvo un ascenso marginal ante la ausencia de noticias económicas relevantes, en un mercado atento a noticias sobre el futuro de la relación comercial entre Estados Unidos y sus socios México y China así como datos que mostraron una desaceleración del mercado laboral estadounidense.

En su cotización interbancaria, el dólar cerró en 19.1540 pesos, cuatro centavos por encima de la jornada previa, mientras que en ventanillas de Citibanamex el billete verde se vendió en 19.45 pesos, cinco centavos menos que ayer.

De acuerdo con Banco Base, parte de la apreciación del peso se debe a que en Estados Unidos se publicaron las solicitudes iniciales de apoyo por desempleo de la semana pasada, las cuales subieron inesperadamente de 218 mil solicitudes a 222 mil solicitudes, su nivel más alto en cinco semanas.

“Lo anterior es interpretado como una señal de desaceleración del mercado laboral en Estados Unidos, lo que a su vez contribuye con la expectativa de que la Fed puede adoptar una postura más acomodaticia hacia finales del año”, explicó la institución.

Con información de Reuters