20 de abril 2022 | 5:00 am

Advertisement

Mario A. Gámez, Italia López y Rodrigo Rosales

En medio de la sequía que atraviesa la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) con el desliste de nueve empresas, América Móvil del magnate Carlos Slim Helú, sigue siendo ‘la joya de la corona’ no solo de su riqueza en el país, sino también un pilar que permite al mercado bursátil mantener el ‘brillo’ para atraer a más inversionistas. 

Análisis CEO recopiló información sobre las empresas que empujaron las utilidades de la BMV antes, durante y después del momento más álgido de la pandemia de COVID-19, para dimensionar el ‘efecto Slim’ y con el fin de vislumbrar el panorama que le depara no solo al mercado bursátil, sino también a la economía mexicana.

Con dicha información es casi imposible imaginar la evolución de la Bolsa sin Carlos Slim, pues el emporio que construyó el empresario desde el siglo pasado tiene un gran peso en el mercado accionario y en la economía nacional.

América Móvil, Grupo Financiero Inbursa, Grupo Carso, Grupo Sanborns, Minera Frisco, Telesites e Ideal, son algunas de sus ‘joyas’, las cuales en conjunto superan una capitalización de 90,000 millones de pesos, de acuerdo con estimaciones de Monex.

No es sorpresa que el empresario de 82 años sea el hombre más rico de México y que recientemente entrara al top 10 de multimillonarios de Forbes, con una fortuna estimada de 81,200 millones de dólares. 

De hecho, en los mercados financieros, Slim es visto como un estandarte y formador de compañías, una especie de Warren Buffett mexicano al que hay que seguir de cerca para aprender todo sobre inversiones y manejo de grandes corporativos.

Estratégicamente, la planeación de Carlos Slim  ha sido acertada porque desarrolla distintas líneas de negocio y ha realizado inversiones inteligentes. Slim es, sin duda, la pieza clave de la bolsa

dijo Humberto Calzada, economista en jefe de Rankia Latinoamérica.

La amplia trayectoria de Slim y la capacidad de generación de valor de sus negocios para los accionistas lo posicionan como el empresario de más renombre en el país, incluso con un sueño pendiente por cumplir: añadir a su imperio la televisión de paga, el único mercado que no ha podido conquistar, a través del gigante de las telecomunicaciones América Móvil.

“Las empresas de Carlos Slim tienen un peso relevante y un componente importante no solo dentro de la bolsa, sino también dentro de la economía. La ponderación que tiene en telecomunicaciones es lo que más le ha ayudado, pero a lo largo de los años sus empresas han presentado un mejor desempeño que el resto del mercado”, comentó Carlos González, director de estrategia y análisis bursátil en Monex.

Acciones de AMX se aprecian en más de 60%

Para ilustrar la importancia de Slim en el mercado accionario, la ponderación de América Móvil es de 14.57% en el Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) principal referencial de la BMV​​ la más elevada entre el universo de emisoras, por encima de Walmart de México y Centroamérica, Banorte y Grupo México.

América Móvil es, de alguna manera, la empresa de tecnología que tenemos en nuestro mercado. Al ser una empresa de un tamaño importante dentro del IPC ayudó a que la muestra en general presentara una mejora respecto a los niveles prepandemia

explicó González.

Tomando como referencia el lapso que abarcó de 2019 a 2021, antes de la emergencia sanitaria por el COVID-19, las acciones de América Móvil se apreciaron 67%, al pasar de 14.40 a 21.69 pesos.

Además, se ubica en el Top 5 de las empresas que reportaron los mayores crecimientos en utilidad neta en 2021 y respecto del 2019, es decir, antes del impacto de la pandemia.

Sin Slim no hay fiesta en la BMV

Al cuarto trimestre de 2021, el emporio de Slim representaba cerca del 19% del total del mercado bursátil nacional y 10.1% del Producto Interno Bruto (PIB) de México, de ahí que sea un pilar para los mercados y la economía.

Entre las empresas de Slim que cotizan en el IPC, Inbursa tiene un peso de 2.55% en el índice; Carso, de 1.01%, y Telesites, de 0.72%.

Sin sus empresas, la crisis de liquidez en la BMV sería más aguda. A diferencia de mercados desarrollados como el de Estados Unidos, en México el número de inversionistas es muy reducido, por lo que hay emisoras que tienen una ponderación casi nula y pocos movimientos en su precio.

De la utilidad neta que reportó la BMV al cierre del 2021 por 599,519 millones de pesos, el 32.7% lo representó América Móvil, dejando muy atrás a otras grandes empresas como Grupo México y Walmart de México.

Sequía en la BMV; más empresas que se deslistan 

El bajo valor que representan las acciones de las empresas ha provocado que cada vez más empresas opten por deslistarse de la BMV. En la lista, a la que se sumó Bachoco recientemente, están nombres como Bio Pappel, Lala, IENova, Maxcom, General de Seguros, Pochteca, Fortaleza y Elementia.

Mantener el brillo de la BMV requiere que empresas de menor capitalización llamen la atención de los inversionistas extranjeros e institucionales, comentó Juan Rich Rena, director de Análisis y Estrategia Bursátil en Bx+.

Entre las 35 empresas que integran el IPC existe una concentración importante en las cinco o seis principales, que además de América Móvil, incluyen, por ponderación, a Walmart de México, Grupo México, Banorte, Femsa y Cemex.

Lo que necesitamos es ver que haya un mayor interés en las empresas de menor participación y que empiece a haber un interés en las de mediana y baja capitalización para que otras empresas puedan ver el atractivo de colocarse en bolsa

consideró el especialista.

Rich Rena destaca que en los últimos 12 meses el IPC acumula un rendimiento de 15.6%, lo que supera el 12.3% del S&P 500, el 5.8% del Dow Jones y el 2.81% del Nasdaq Composite, y si esta tendencia positiva se mantiene la BMV reflejaría una mejor valuación de sus emisoras, lo que podría contribuir a incentivar a algunas empresas a volverse públicas.

Slim, se codea con mineras de Larrea y  Baillères

Si se habla de familias, la de Carlos Slim es una de las más conocidas junto con otras que han construido emporios en diversos sectores e industrias. Tal es el caso de los Larrea y los Baillères, dueños de las mineras Grupo México y Peñoles.

Al comparar su utilidad neta de 2021 respecto a 2019, la de Peñoles tuvo el mayor crecimiento entre las emisoras del IPC, de 405.4%, mientras que la de Grupo México incrementó 114.5%.

En cuanto a las acciones, Grupo México es la más destacada en ese periodo, con un alza de 167.85% en precio. Peñoles quedó más rezagada, con un repunte de 2.78% de su valor.

Los Larrea y los Baillères, quienes también figuran entre los más acaudalados del país, lograron aumentar sus fortunas pese al impacto de la pandemia, algo que los analistas atribuyen a la apreciación global de los precios de metales que producen, como el cobre, la plata y el oro.

Inbursa destaca en utilidad

El imperio de Slim se extiende hasta el sector financiero con Grupo Financiero Inbursa, también integrante del IPC, y el único banco de la muestra cuya utilidad en 2021 superó los resultados de 2019, al crecer 61.6%.

Benjamín Álvarez, analista de CI Banco, explicó que el repunte obedeció principalmente a un tema de valuación o estrategia financiera vinculado a operaciones internas del grupo. 

Mientras tanto, Banco del Bajío, Grupo Financiero Banorte y Regional, vieron una caída en utilidades de 16.1%, 5.6% y 3.2%, respectivamente. 

Al revisar el desempeño en bolsa entre 2019 y 2021 los papeles se invierten e Inbursa mostró una pérdida de 13.3%, mientras las acciones de Regional avanzaron un marginal 0.03%, las de Banco del Bajío 16.2% y las de Banorte un 25.9%.

De acuerdo con Monex, Banorte, el grupo financiero que preside Carlos Hank González se vio beneficiado en sus resultados por la recuperación económica, los aumentos a la tasa de interés de Banco de México (Banxico), el crecimiento de la cartera de consumo y del margen financiero.

El sector financiero en su conjunto pasó del periodo de desaceleración económica que se observó previo a la pandemia a establecer reservas en caso de impago y liberar parte de ellas durante 2021 luego de que los peores escenarios de morosidad por la crisis no se materializaron.

En el periodo de la pandemia Banxico estuvo haciendo ajustes a la tasa de referencia que tiene un efecto en los ingresos y márgenes de las emisoras, por otro lado incentiva inversión y los créditos, lo que generó resiliencia y recuperación para los bancos

apuntó Brian Rodríguez, analista bursátil de Grupo Monex.