fbpx

13 de mayo 2019 | 5:00 am

Desde finales de 2018, Warren Buffett, el llamado ‘Oráculo de Omaha’, hizo notar su preferencia por acciones de empresas estadounidenses y del sector tecnológico. A principios de mayo, su estrategia se acentuó.

Buffett, presidente y director general Berkshire Hathaway, dijo que es fan de Amazon y “un idiota por no comprar” acciones en el pasado, en entrevista con CNBC. Las compras de las acciones de Amazon –dedicada al comercio electrónico– serán dadas a conocer a finales de mayo ante las autoridades estadounidenses.

Al cierre de 2018, sus principales posiciones tenían una característica: empresas con sede en Estados Unidos.

Las 15 empresas favoritas del multimillonario representaban, por valor de mercado, 78.7% de su portafolio.

En la parte de los sectores, el tecnológico ha pasado de ser un actor secundario a un protagonista. La primera vez que Buffett compró una acción de una empresa de tecnología fue en 2016, cuando adquirió una parte de Apple.

Al cierre de 2016, Apple representaba 5.81% de su cartera de inversión; tres años después, ya era el 23.31%, la empresa de mayor peso.

“Su estrategia (de Buffett) atiende decisiones de mayor plazo. Esto significa que la favorable expectativa que manifiesta con la compra de Amazon no es para corto plazo, reconoce un importante valor en los próximos años”, dijo Carlos Ponce, socio Fundador de SNX, Constructores de Patrimonio, en un análisis.

En lo que va de 2019, las acciones de Amazon presentan un rendimiento de 25.97%; en los últimos cinco años, el precio de sus acciones ha avanzado 472%, de 330.87 a 1,891.99 dólares.

Apple, a tres años de distancia

El próximo 16 de mayo se cumplirán tres años de la compra de una parte de las acciones de Apple por parte de Buffett.

Cuando se anunció el movimiento del oráculo de Omaha, los papeles de Apple subieron ese 16 mayo 3.71%. Casi tres años después, los papeles de la empresa de Cupertino ganan 119.29%.

Berkshire Hathaway es una de las empresas –junto con Apple– con mayor efectivo disponible. Al cierre del 2018, disponía de 132,000 millones de dólares listos para invertirse.