fbpx

7 de febrero 2019 | 5:00 am

El mexicano se enfrenta a una cruda realidad: no ahorra ni de manera privada ni en su Administradora de Fondos para el Retiro (Afore), y es algo que busca cambiar el gobierno federal.

Al cierre del 2018, el ahorro voluntario y solidario –el cual otorga PENSIONISSSTE– apenas aportaba el 2.06% del total que administran las Afores (68,570 millones de pesos); y pese a que es bajo, es el porcentaje y monto más elevado en la historia.

Una de las primeras medidas que estamos adoptando es incentivar el ahorro voluntario de las Afores”, dijo ayer Carlos Urzúa, secretario de Hacienda, en conferencia con el presidente Andrés Manuel López Obrador. “Hay estímulos donde si aportan voluntariamente, no pagan impuestos, es un beneficio fiscal absoluto”.

La nueva administración presentó una iniciativa para reformar la Ley del Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR) donde elimina el periodo mínimo de permanencia del ahorro voluntario.

Con los cambios propuestos, “se pretende que los trabajadores puedan realizar un mayor número de aportaciones voluntarias al fondo de inversión, dado que no se requeriría permanencia mínima de los recursos del ahorro voluntario, siendo favorable” publicó HR Ratings en un reporte.

En caso de lograr que los mexicanos ahorren más en sus Afores, éstas también se verán favorecidas.

Al final, una Afore te cobra por el dinero que tú depositas, te cobra una administración; si tú le depositas más dinero, te cobra más comisiones. Es el principal incentivo de la Afores

dijo Mauricio Rosas, analista independiente.

Actualmente, un aforado puede hacer aportaciones voluntarias para retirarlas, parcial o totalmente, cada dos o seis meses. Aunque la recomendación que se hace es mantener el mayor tiempo posible el dinero invertido, para lograr más rendimientos.

La gente podrá ver a las Afores como un fondo líquido, dijo Ernesto O’Farril, presidente de Bursamétrica. “Vamos a ver cómo quedan las reglas, pero esta clase de cambios permitirá a las Afores ser más atractivas y captar más recursos”.

El interés del gobierno porque el mexicano ahorre más responde a alertas que están encendidas. Una de ellas es la tasa de reemplazo –porcentaje del último sueldo con el que el trabajador se pensionará– que en promedio es de 26%, una de los más bajas a nivel mundial.

El gobierno dice que las reformas buscarán ampliar el régimen de inversión, participación y capacidad de respuesta de las Afores ante movimientos de mercado, mejorando el dinamismo y competencia dentro de estas sociedades.

“La reforma a las Afores es positiva y abre panoramas más laxos con la finalidad de mayores beneficios para los ahorradores”, dijo Luis Garinian, portfolio manager de Marlin Investment Group, firma de análisis y consultoría financiera.