gamestop rally

28 de enero 2021 | 5:00 am

Las acciones de GameStop, cadena de tiendas de videojuegos, accesorios y productos electrónicos, multiplicaron su precio 18 veces (1,745%) en lo que va del año, sin embargo, este eufórico rally luce insostenible y despierta dudas de largo plazo.

El apogeo de GameStop, en las últimas jornadas, responde a un estrangulamiento de ventas en corto que pesaban sobre la compañía, conocido como short squeeze.

Si bien una inversión tradicional en bolsa consiste en comprar una acción a un precio bajo para después venderla a un precio más alto, una venta en corto es lo opuesto.

En una venta en corto, o short-selling, se pide prestada una acción que tiene características que caerá. Una vez que se tienen los títulos se venden al mercado y, si el análisis fue correcto, se compra a un precio inferior. El diferencial entre el precio de venta y compra será la ganancia para el operador o broker.

El objetivo de un short squeeze es que los inversionistas que están cortos en la emisora (que apuestan en contra) cierren sus posiciones. De este modo, mientras más cortos cierren más sube la acción

dijo Iván Santín, analista independiente.

Estrategia de inversión, ¿cuándo tomar utilidades?

Las víctimas

Una de las mayores víctimas de este short squeeze fue el fondo Melvin Capital, que inició el año administrando 12,500 millones de dólares. Otro perdedor fue Citron Research. Ambos fondos cerraron o minimizaron sus posiciones en contra de GameStop.

Contrario a otros choques entre inversionistas, fueron los inversionistas individuales (retails), organizados desde la red social Reddit, quienes aplicaron el short squeeze con lo que obtuvieron ganancias.

“Esto demuestra que los tiempos están cambiando: ahora los patos le tiran a las escopetas”, comentó Santín.

Se estima representan alrededor del 25% de los volúmenes de operación en el mercado bursátil estadounidense, de acuerdo con información de Grupo Financiero Base.

Existen factores únicos en este short squeeze. Liquidez abundante, tasas de interés bajas, más plataformas para operar acciones sin comisiones, más redes sociales donde inversionistas individuales pueden interactuar, mucha gente encerrada y sin empleo. Además, inversionistas institucionales ambiciosos que no midieron el riesgo de varios activos y la irracionalidad que puede alcanzar la suma de lo anterior

dijo Eugenio Gallegos, analista financiero y bursátil independiente.

Después de la euforia

Las acciones de GameStop se enfrentarán a una nueva realidad una vez que pase la euforia del short squeeze y todo apunta a que el precio se ajustará y se estabilizará. 

Las valuaciones a las cuales está cotizando GameStop son fuera de cualquier número razonable, por lo que tendrá que comenzar una etapa de estabilización donde su precio refleje valuaciones justas

comentó Guillermo Delgado, director de Operaciones en Black WallStreet Capital.

Un posible ajuste en el precio y valuación no es todo a lo que se enfrentará GameStop, ya que suena que puede haber una suspensión de 30 días de la emisora para comenzar una investigación y determinar si hubo o no manipulación de mercado, de acuerdo con Delgado.

En entrevista para Barron’s, William Galvin, secretario de la Commonwealth de Massachusetts, principal regulador de valores del estado, dijo que la Bolsa de Valores de Nueva York debería detener la cotización de las acciones de GameStop para que dejen de negociarse y se puedan ‘enfriar’.

Independientemente del rumbo que tome la acción, sea por un ajuste natural del mercado o por decisiones de los reguladores, esta clase de movimientos pone a prueba a los operadores, por más experiencia que tengan.

“Participar en un short squeeze luce atractivo para obtener altos rendimientos en poco tiempo, pero en cualquier momento se puede dar la vuelta y dejará a los inversionistas más inexpertos con pérdidas; cada quien es responsable de analizar su tolerancia al riesgo”, dijo Gallegos.

En operaciones después del mercado, las acciones de GameStop caen 16.55% este miércoles.