fbpx
PDVSA

28 de enero 2019 | 4:07 pm

Estados Unidos impuso fuertes sanciones a la petrolera estatal venezolana PDVSA, las medidas más duras hasta ahora contra el gobierno del presidente socialista Nicolás Maduro.

El asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Bolton, explicó este lunes que bloquearán 7,000 millones de dólares en activos y Venezuela dejará de recibir 11,000 millones de dólares por exportaciones durante el siguiente año.

“Como resultado de la acción de hoy, todas las propiedades e intereses de PDVSA sujetos a la jurisdicción de EU están bloqueados y las personas de EU tienen prohibido, en lo general, realizar transacciones con ellos”, señaló el Departamento del Tesoro en un comunicado.

Las sanciones buscan aumentar la presión contra Maduro y demostrar el apoyo de Washington a Juan Guaidó, el líder opositor venezolano que se proclamó presidente interino la semana pasada y fue reconocido de inmediato por Estados Unidos y otros países.

“Hemos continuado exponiendo la corrupción de Maduro y sus amigos y la medida de hoy garantiza que ya no puedan saquear los activos del pueblo venezolano”, dijo Bolton a periodistas en una sesión informativa.

PDVSA es la fuente de ingresos más grande de Venezuela y posee la filial estadounidense Citgo Petroleum, el activo extranjero más importante del país miembro de la OPEP.

Los funcionarios estadounidenses dijeron que las sanciones a PDVSA están destinadas a impedir que el gobierno de Maduro reciba los fondos de la compañía petrolera.

“Como la compañía petrolera estatal de Venezuela ha sido durante mucho tiempo un vehículo para la corrupción. Se han diseñado diversos esquemas para malversar miles de millones de dólares de  PDVSA para el beneficio personal de los corruptos funcionarios y empresarios venezolanos”, detalló el comunicado.

Hasta ahora, el presidente Donald Trump había evitado apuntar al sector petrolero de Venezuela, por el temor a agravar las penurias de los venezolanos y por el perjuicio que puede causar a empresas y consumidores estadounidenses.

En un aparente esfuerzo por minimizar las consecuencias negativas en Estados Unidos, el Secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, dijo que Citgo, la filial de la petrolera PDVSA en Estados Unidos, podría continuar operando, pero los fondos irán a una cuenta bloqueada.

Mnuchin dijo que los suministros de petróleo eran suficientes para asegurar que no haya un impacto significativo en los precios del gas en Estados Unidos en el corto plazo.

De acuerdo con el secretario del Tesoro, algunas de las refinerías en Estados Unidos que dependen del petróleo venezolano estaban preparadas debido a la inestabilidad que se mostraba en Venezuela y fueron reduciendo su dependencia, que ahora representa “10% o menos”.

“Muchos de nuestros amigos en el Medio Oriente estarán felices de dar el suministro”, agregó el funcionario.

A pesar de que los militares venezolanos no han dado señales de abandonar a Maduro, Bolton dijo: “Nuestra evaluación basada en numerosos contactos en terreno es que la tropa venezolana es muy consciente de las desesperadas condiciones económicas del país y creemos que buscan formas de apoyar al gobierno de la Asamblea Nacional”.

Varios países han reconocido a Guaidó como líder legítimo de Venezuela, y Estados Unidos prometió privar al gobierno de Maduro de los ingresos petroleros, después de que juró el 10 de enero para un segundo mandato, el cual Washington considera ilegítimo.

Maduro dice que Estados Unidos está promoviendo un golpe de Estado en su contra y prometió permanecer en el cargo, respaldado por Rusia y China.

Con información de Reuters y AFP